Italiano Español Nederlands Français
Home arrow Entrevistas arrow Entrevistas/13. Entrevista al señor Orlando Rosa de Vaca Jara Intendente de Tacuatí
Imprimir Enviar a un amigo


Entrevistas/13

 


ENTREVISTA AL SEÑOR ORLANDO ROSA DE VACA JARA

INTENDENTE DE TACUATÍ




Señor Intendente de Tacuatí Orlando Rosa de Vaca Jara En el marco del encuentro
de Emilio con todos los representantes de las diferentes Instituciones públicas de la ciudad, donde se ha subrayado no solo el respeto para con cada Institución, sino también la importancia de una sana distinción que permite llevar adelante sus propias tareas, hemos dialogado con el Señor Intendente de Tacuatí Orlando Rosa de Vaca Jara. Él, muy amablemente, nos ha hablado de los problemas que afectan a la ciudad. Al presentar la entrevista, le agradecemos por el tiempo que nos ha concedido.

     * Señor Intendente, ¿desde hace cuándo ejerce su cargo en esta municipalidad?, y ¿con cuáles dificultades se ha topado?

Fui elegido Intendente de la ciudad a los 48 años y ahora he llegado a los 52. Entonces, han trascurrido ya cuatro años desde cuando he comenzado a llevar adelante el gobierno municipal de la ciudad de Tacuatí.

A pesar de tener lo suficiente para vivir, me dedico a la agricultura y poseo una granja donde trabajan mi esposa y mis hijos. Mi deseo es luchar para que Tacuatí sea  una ciudad tal como la gente se merece. Mi señora tiene un comercio y vende carne; yo tengo mi profesión que me permite vivir, trabajo en la chacra, carneo vacas, recojo la mandioca, soy un experto en ganadería; pero, la gente tiene la necesidad de una persona que la acompañe, por eso, me he comprometido para dar mi aporte a la comunidad entera.

Al tomar posesión de la Intendencia, me topé con muchos problemas, porque el pueblo no tenía caminos ni iluminación y estaba desprovisto de todo: no contaba ni siquiera con un hospital.

Actualmente, a pesar de que traté de solucionar algunos problemas, tenemos todavía muchas dificultades y obstáculos que hay que superar. No se ha podido arreglar la ruta que conduce hacia el asfalto. Tenemos como finalidad exigir que el Gobierno nos dé una respuesta. De mi parte quiero conseguir que este problema se defina.

El sistema de electricidad falta de un funcionamiento más eficiente. Tacuatí cuenta con 800 usuarios y nosotros dependemos, técnicamente, de la ciudad de Concepción y, administrativamente, de Horqueta. Esto quiere decir que, cuando se verifique una avería en la línea eléctrica, no hay una pronta solución sino que es necesario esperar, a veces, tres o seis horas o más aun.

 Pero, el inconveniente más grave es la falta de un médico profesional que atienda durante todo el día. Antes, Tacuatí tenía un Puesto de Salud, ahora, a través de la Municipalidad, construimos un Centro de Salud que está funcionando a medias, solo desde la 7.00 hasta las 15.00. Después de este horario, las personas no saben dónde recurrir para que se las cure. Nosotros mismos no conseguimos el medio de transporte y tampoco sabemos adónde ir, en caso de necesidad.

Muchas veces, debemos trasladar a los enfermos a Santa Rosa o a Horqueta; esto tiene un costo que las familias no pueden solventar. Muchos acuden a la Municipalidad, porque los pobres siempre llegan aquí en busca de algunos recursos. Por no tener ambulancia, a veces, nos atrevemos a llevar a los enfermos con medios de trasportes particulares, pero, se corre el riesgo de que estos mueran por el camino.

     * Durante estos años de administración ¿cuáles fueron las necesidades que cobraron más fuerza?

 Las de los campesinos, porque ellos llegan a esta Institución con mucha esperanza; pero, me doy cuenta de que si yo no tengo pautas y ni siquiera un mínimo de salidas ¿qué respuestas voy a darles? Es lo que me duele más. El problema de la tierra coincide con el de los pobres. Aquí muchas madres tienen que mantener más de 6 hijos. Traer niños al mundo es una gran responsabilidad, si luego no se sabe cómo darles de comer: esto es muy duro.

Pienso que el primer camino para solucionar este problema tan grave es concienciar a los que quieren tierra, insistiendo que obtener una parcela de tierra no lo soluciona todo. El Gobierno tiene que tomar una postura clara. Antes, se concedieron terrenos a muchas personas quienes luego, a los seis meses, los vendieron mudándose a otro lugar. Con este tipo de sistema, el Paraguay no va a mejorar. Una vez que el Gobierno mismo haga pasos claros, yo creo que se va a solucionar también este problema.

     * ¿Qué impresión ha tenido de la reunión que han realizado con Emilio?

Me ha parecido excelente lo que el P. Emilio ha venido a exponer en la reunión con todas las fuerzas vivas de la Ciudad, porque aquí no se encuentran personas bien formadas. Lo que ha expresado creo que es el camino más apto para la Comunidad.

Todos los temas tratados son importantes, pero, lo que me ha parecido muy válido es la colaboración que él ha ofrecido. He comprobado que él posee compasión para Tacuatí, y también que hace buenas reflexiones que ayudan a nuestra gente a crecer. A través de la Comunidad Redemptor hominis, las personas se están educando mucho mejor que antes.

(A cargo de Maria Laura Rossi)



18/01/2012

 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis