Italiano Español Nederlands Français
Home arrow Islam y Cristianismo arrow El Islam en el magisterio de las Iglesias europeas/4
Imprimir Enviar a un amigo

Islam y Cristianismo    

 

EL ISLAM EN EL MAGISTERIO

DE LAS IGLESIAS EUROPEAS/4





 Otros países europeos

Si el interés de los documentos italianos deriva de su redacción relativamente tardía, impregnándolos con síntesis de múltiples experiencias anteriores, incluso fuera de la península, la importancia de las intervenciones de los Obispos franceses, ciertamente no inferior, está vinculada al papel pionero de aquella Iglesia en la construcción de relaciones con los musulmanes.

Francia

En 1993, Mons. Raffin, obispo de Metz, dedicó al Islam una larga carta pastoral, titulada Rostros del Islam y mirada cristiana[1]. Queriendo trazar las líneas de un diálogo islámico-cristiano en la región, Mons. Raffin precisó los fundamentos y aún más las condiciones que resumió en la fórmula: "Sí al diálogo, pero no a cualquier precio"[2]. Las dificultades en dicho diálogo y los malentendidos no se ocultan, así como no se pasan por alto las  violaciones de los derechos de los cristianos en varios países musulmanes. El texto, persiguiendo objetividad, terminaría obligando al autor a afirmarse en una doble lealtad: "No ignoro que la actitud de simpatía y apertura hacia los musulmanes que se lee en estas páginas pueda ser percibida por algunos como ingenuidad, o tan solo como una renuncia del esfuerzo misionero, y por otros como un estímulo para ilusorios intentos de conciliación de doctrinas. Sin embargo, las reservas y los juicios a veces severos que se encuentran en estas páginas, así como la defensa de nuestros hermanos cristianos, víctimas de discriminaciones o de persecuciones en regiones de mayoría musulmana, les parecerá a unos como un rechazo del diálogo, mientras que a otros les servirá para justificar actitudes intolerables hacia los inmigrantes de origen musulmán en nuestro país. Pero Cristo ¿acaso no se arriesgó a predicar el Evangelio?"[3].

La Asamblea plenaria de Lourdes (1997)

Más tarde, sería el episcopado francés quien de las relaciones con los musulmanes generaría uno de los asuntos de reflexión de su propia asamblea plenaria celebrada en Lourdes en 1997. Los trabajos de la Asamblea estuvieron marcados por la  intervención de Mons. Michael Fitzgerald, Secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, con un informe sobre las perspectivas de diálogo entre cristianos y musulmanes en Europa[4]. En respuesta a la invitación, algo inusual, de toda la Conferencia Episcopal, Fitzgerald expuso, de forma concisa y penetrante, la situación del Islam en Europa, las diferentes tendencias emergentes entre musulmanes europeos y los desafíos ante los que se halla la Iglesia. Preguntándose si llegaría a existir un Islam propiamente europeo, Fitzgerald remitía a Dassetto[5] en la definición de cinco posibles modelos de encuentro entre Islam y Occidente:

-La asimilación, en la que el Islam sería experienciado como un asunto privado, es decir, como una opción íntima que no afecta el espacio público;

-La integración, que permitiría espacio a las referencias culturales y religiosas islámicas;

-La contestación, que se traduciría en una separación acentuada y afirmada;

-Una presencia en diáspora, vivida como algo temporal, manteniendo constante la mirada hacia el país de origen al que se quiere retornar;

-El paradigma del caballo de Troya, en el que las comunidades islámicas serían las cabezas de puente en una conquista de Europa por parte de las potencias musulmanas.

Frente a estos posibles desarrollos distintos, Fitzgerald invitaba en repetidas ocasiones a valorar la diversidad casi fragmentaria del Islam europeo, señalando a su vez el papel ambiguo que jugarían las organizaciones islámicas respecto a la integración. Dependiendo de países extranjeros para el nombramiento de Imanes y elaboración de sus programas, estas organizaciones refuerzan el aislamiento. Por otro lado, la obligación a adaptarse a las reglas de los diferentes países podría favorecer desarrollos propios, más en armonía con las leyes y la cultura del entorno europeo. Refiriéndose a los trabajos del comité Islam en Europa, Fitzgerald ponía el acento en atender a los matrimonios mixtos y a la dimensión internacional de las relaciones con el Islam, uno de cuyos aspectos sería la cuestión de la reciprocidad.

"Un camino de encuentro y diálogo"

Varios análisis y recomendaciones de Fitzgerald han encontrado posteriormente una acogida en el documento de los Obispos, que sin duda se ha basado también en la experiencia de décadas del SRI, publicado bajo el título Catholiques et Musulmans: un chemin de rencontre et de dialogue[6]. El texto se abre con una descripción de la nueva contingencia histórica en la que los musulmanes, ahora definitivamente  establecidos en Francia, buscan visibilidad, se organizan y reivindican los derechos contribuyendo a rediseñar el panorama religioso tradicional. Este cambio conlleva, en muchos, reacciones marcadas por el miedo, "no sin fundamento". Si los Obispos italianos serían especialmente sensibles a los desafíos que plantea el Islam a la sociedad, en cambio los Obispos franceses se dejarían cuestionar principalmente por los desafíos recibidos contra la Fe cristiana: abandono de la Verdad y de la misión, aceptación de una actitud demasiado amable hacia una religión percibida como hostil; cuestionamiento de la unicidad y de la universalidad de la salvación en Cristo Jesús; sincretismo simplista. En este marco, los Obispos franceses exhortan a los fieles católicos a tomar iniciativas evangélicas de convivencia con los musulmanes e incluso de dialogo. Indicando las perspectivas y las condiciones, los Obispos primeramente se han detenido sobre la necesidad de sanar la memoria colectiva, la mirada hacia el otro, los imaginarios heridos por siglos de conflictos y por el actual desequilibrio Norte-Sur. Después se ha manifestado la necesidad de aceptar, es decir, de no obviar las diferencias recíprocas, veladas desde el momento en que se cae en el sincretismo. Pasando luego a considerar las consecuencias del aumento del Islam en la sociedad francesa, los Obispos se han dado cuenta de lo valioso que es el testimonio de un entendimiento cordial entre los creyentes para disminuir el riesgo de violencia que pueda basar sus raíces en la religión. Así mismo, musulmanes y cristianos podrían promover juntos un auténtico pluralismo activo, en el que las diferentes confesiones religiosas vean reconocidas sus derechos en el espacio público, evitando así una privatización de la Fe y promoviendo, como algo esencial, el reconocimiento de la dimensión espiritual del hombre. Después de citar algunos textos (particularmente inspirados) sobre el valor del diálogo entre creyentes, los Obispos invitan a los cristianos a una comprensión más profunda de su Fe con vistas a un diálogo, recordando, es importante subrayarlo, que esta profundización se haría gracias también a este diálogo.

 Posteriormente son indicados aquellos espacios susceptibles a nuevas aperturas en las relaciones islámico-cristianas: los contactos en las escuelas católicas, en las aumôneries de las escuelas y de las cárceles[7], en los hospitales, con motivo de celebraciones católicas, tales como los bautismos, funerales, matrimonios que implicasen amigos y familiares musulmanes. Todo esto requiere sobre el Islam y sus seguidores conservar aquella mirada marcada por el respeto y el afecto que inspiró a los padres conciliares. En este sentido, los Obispos declaran que es importante ayudar a la opinión pública a darse cuenta de que no todos los musulmanes pueden ser aunados a la deriva fundamentalista. Más bien, "en nuestro país, las comunidades musulmanas, en su conjunto, no piden nada más que insertarse en nuestra sociedad". Un análisis contrario a este, sería la afirmación de Biffi por la que "las comunidades musulmanas no quieren integrarse".

El documento concluye revisando las diferentes áreas de encuentro y diálogo (grupos juveniles, de barrios, especialmente en las cités difíciles, parejas mixtas, grupos islámicos-cristianos), recomendando ciertas actitudes básicas y planteando algunos problemas, entre ellos el de la reciprocidad.

Las fichas pastorales

Desde la aparición de este documento, las orientaciones de la Iglesia francesa han sido aclaradas gracias a la publicación de veinte fichas pastorales dedicadas a diversas áreas de la actividad dialógica mencionadas en el documento[8]. Inscribiéndose en el  espíritu del documento y de las fichas que siguieron, sobre todo la del Catecumenado, el Service Nacional du Catéchuménat publicó en octubre de 1999 un dossier especial sobre los catecúmenos provenientes del Islam, que consta de diez fichas y dos anexos[9]. Digno de mención sería un enunciado de la ficha pastoral sobre el catecumenado relativo al papel de los catecúmenos provenientes del Islam. En él se recomendaría que la pedagogía de acercamiento a la Iglesia tenga en cuenta las "perspectivas de la Iglesia hacia otras religiones y creyentes de dichas religiones. Esta disposición permitirá al catecúmeno situarse mejor respecto a los creyentes musulmanes así como llevar la preocupación del mundo musulmán al interior de la comunidad cristiana"[10].

En Francia, incluso las comunidades de la Reforma han fijado su atención en las relaciones con el Islam. Un documento que contiene "elementos de reflexión" sobre el diálogo con los musulmanes y los hebreos, fue propuesto a las Iglesias que forman parte de la Federación Protestante de Francia (FPF)[11], en la que encontrarían espacio teologías y sensibilidades sumamente diferenciadas, incluso aquellas tendencias supuestamente evangélicas que consideran que las religiones no cristianas son fruto del error y plantearían que la predicación, en todas y cada una de las condiciones, debería de ser una acción únicamente permitida para los Cristianos. La Comisión Iglesia-Islam de la FPF, posteriormente integrada en la Comisión con las religiones, publicó una serie de folletos sobre distintas cuestiones relacionadas con el diálogo ante el Islam[12]. Desde 1995 existe un Service protestant des relations avec l'Islam (SPRI), común a las Iglesias de la confesión de Augsburg y a la Iglesia de Alsacia-Lorena.

Alemania

En Alemania, la Conferencia Episcopal, atendiendo a la base de las experiencias en décadas anteriores, publicó un texto de primera iniciación en las relaciones islámico-cristianas, también entendido como directorio para un encuentro entre los creyentes de ambas religiones[13]. Además de un perfil religioso, cultural y político del Islam que contemplaría la diversidad de los inmigrantes y de sus esfuerzos de integración, se halla en él una muestra de la dialéctica entre Fe musulmana y Fe cristiana, una sección dedicada al diálogo y unas orientaciones pastorales.

Al mismo tiempo, dos universitarios alemanes, encargados por la Conferencia Episcopal alemana, prepararon un estudio sobre la actitud de los musulmanes hacia los derechos humanos, mencionando temas como la libertad religiosa, la distinción entre religión y política y la aplicación de la Sharia[14].

Bélgica

 En Bélgica, el mencionado taller para la Construcción de las Relaciones entre Musulmanes y Cristianos ha publicado tres densos fascículos sobre los matrimonios islámico-cristianos que representarían, quizás, el estudio más completo y exhaustivo sobre el asunto. El primero expone las diferentes fases del acompañamiento pastoral; el segundo analiza las implicaciones jurídicas de los matrimonios mixtos, debidas al hecho de que a menudo se contrae entre personas de diferente nacionalidad, sujetas a regímenes jurídicos diferentes. Así mismo, completa la serie una presentación de las posibles formas de celebración litúrgica del matrimonio[15].

Michele Chiappo

(Continúa)

(Traducido del italiano por Giancarlo Nava)
 



[1] Cf. Lettre pastorale de Mgr Pierre Raffin, évêque de Metz, sur Visages de l'Islam et regard chrétien (3 janvier 1993), en Islamochristiana 19 (1993) 231-237.
[2] Lettre pastorale de Mgr Pierre Raffin..., 232.
[3] Lettre pastorale de Mgr Pierre Raffin..., 237.
[4] Cf. M. L. Fitzgerald, Chrétiens et musulmans en Europe. Perspectives du dialogue, en "La Documentation Catholique" 94 (1997) 1027-1035.
[5] Cf. F. Dassetto, L'Islam in Europa, Edizioni della Fondazione Giovanni Agnelli, Torino 1994. Olivier Roy, por su parte, refiriéndose a Mikel de Epalza, identifica los siguientes paradigmas de encuentro, éxodo o hijra, jihad armado de conquista, rebeliones armadas, conversión al cristianismo, comunitarismo, convivencia, islamización de la sociedad cristiana a través de la predicación, cf. O. Roy, Vers un Islam européen, Éditions Esprit, Paris 1999, 72-77.
[6] Évêques de France, Catholiques et Musulmans: un chemin de rencontre et de dialogue, en "Questions actuelles" n. 15 (2000) 6-15.
[7] Para un estudio sobre la presencia del Islam en las cárceles, que también refleja el estado de las relaciones con los capellanes católicos, cf. F. Khosrokhavar, L'Islam dans les prisons, Éditions Balland, Paris 2004.
[8] Los documentos fueron publicados en Catholiques et Musulmans. Fiches pastorales, en "Documents Épiscopat" n. 6-7 (1999). Los títulos muestran que las fichas se colocan en la prórroga del documento. Se trata de: Chrétiens et musulmans dans les quartiers; La solidarité entre chrétiens et musulmans; Pour mieux situer nos interlocuteurs musulmans; La demande de lieux de culte; Délégué diocésain pour les relations avec les musulmans; Connaissance de l'Islam; La formation sur l'Islam dans les séminaires et les Instituts; Catéchuménat; Enfants et jeunes musulmans en mouvements chrétiens; Accueil d'enfants musulmans dans un établissement catholique d'enseignement; Les couples islamo-chrétiens; Pastorale de la santé et Islam; La rencontre de l'Islam et les aumôneries de prison; Présence de musulmans aux célébrations de la liturgie chrétienne; Les lieux d'accueil interreligieux; Demandes de la société civile pour des manifestations interreligieuses; Les groupes islamo-chrétiens; Est-il possible de prier ensemble?; Spiritualité de la rencontre; Thèmes de dialogue.
Más recientemente, además, el episcopado francés ha publicado diez fichas sobre el diálogo interreligioso: Pratique du dialogue interreligieux, en "Documents Episcopat" n. 2 (2011).
[9] Los títulos son: L'empreinte culturelle et religieuse de l'Islam; Islam et christianisme; Leur rapport à la communauté musulmane et à la famille; Leur rapport à la société française; Les motivations rencontrées; La conversion: un retournement du coeur vers Dieu; Accueil et discernement; L'accompagnement du catéchumène; Des critères pour l'admission au baptême; Vers une insertion dans l'Église. Los dos anexos constan de un testigo y una bibliografía.
[10] Catéchumènes venant de la tradition musulmane, en "Questions actuelles" n. 15 (2000) 33.
[11] Cf. Éléments de réflexion proposés aux membres de la Fédération Protestante de France (F.P.F.) concernant les "Enjeux du dialogue avec les Juifs et les Musulmans" (8 janvier 1996), en "Islamochristiana" 22 (1996) 216-221.
[12]
Los títulos son: Unité et diversité de l'Islam, Foi et pratique de l'Islam, Les fêtes religieuses, Les étapes de la vie, Islam et foi chrétienne, Couples islamo-chrétiens, Chrétiens et musulmans face aux Écritures, Bible et Coran, Rencontrer les musulmans, Être témoin du Christ parmi les musulmans.
[13] Sekretariat der Deutschen Bischofskonferenz, Christen und Muslime in Deutschland. Eine pastorale Handreichung, (Arbeitshilfen n. 106), Bonn 1993 (traducción italién: Cristiani e Musulmani: una convivenza possibile? (L'esperienza della Chiesa tedesca), Edizioni Centro Peirone, Torino 1996.
[14] Traducción francesa: Chrétiens et musulmans face au défi des droits de l'homme. Étude du groupe de travail pour les relations Église-Monde de la Conférence épiscopale allemande, en "La Documentation Catholique" 90 (1993) 222-240.
[15] Werkgroep Relatieopbouw moslims-christenen, Islamitisch-christelijke huwelijken. Onthaal en pastorale begeleiding in de katholieke Kerk, Kerkwerk Multicultureel Samenleven, Brussel 2010; Werkgroep Relatieopbouw moslims-christenen, Islamitisch-christelijke huwelijken tussen Marokkanen en Belgen. Juridische aspecten, Kerkwerk Multicultureel Samenleven, Brussel 2010; Werkgroep Relatieopbouw moslims-christenen, Islamitisch-christelijke huwelijken. Voorstellen voor religieuze vieringen, Kerkwerk Multicultureel Samenleven, Brussel 2010.


6/09/2011

 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis