Italiano Español Nederlands Français
Home arrow Islam y Cristianismo arrow Los sauditas se disculpan por no haber guardado el minuto de silencio...
Advertisement
Imprimir Enviar a un amigo


   

LOS SAUDITAS SE DISCULPAN POR NO HABER GUARDADO EL MINUTO DE SILENCIO POR LAS VÍCTIMAS DE LONDRES



  En una nota, la Federación de Fútbol árabe expresa "su profundo dolor" por la actitud de los jugadores en el campo de juego. El hecho sucedió durante el partido de calificación en Australia para los mundiales del 2018. La cuestión dio vuelta al mundo a través de la web y provocó indignación. Pero, un jugador se distinguió respecto a sus compañeros.




Riad  La Federación de fútbol saudita expresa su "profundo dolor" y pide "disculpas" a los parientes de las víctimas del ataque en Londres, en la noche entre el 3 y el 4 de junio, porque el propio equipo no observó un minuto de silencio en ocasión del partido con Australia. En una nota difundida en estas horas en su propio sitio oficial, la Federación de fútbol subraya que "los jugadores no querían faltar el respeto" a la memoria de las víctimas o herir los sentimientos "de sus familias". Además, expresa su condena "a todos los actos de terrorismo y extremismo".

En los días pasados, el equipo nacional estaba jugando en Adelaida en un partido válido para las calificaciones para el mundial de fútbol del 2018 en Rusia. Antes del inicio del partido, el árbitro observó un minuto de silencio pedido por la Federación de fútbol australiana (FFA) en memoria del atentado en el London Bridge.

El equipo local se unió en un abrazo en la mitad del campo; diversa la actitud de los jugadores sauditas, que han tomado posición en el rectángulo de juego para iniciar el partido.

Esta actitud inmediatamente se convirtió en un caso internacional, con la imagen de los futbolistas del país árabe que paseaban por el campo, que los principales sitios de información se ocuparon de relanzar en todos los sitos de información (también no deportivos) y en las redes sociales. Duros los comentarios de todos los internautas, que acusan a los sauditas de insensibilidad, falta de respeto por las víctimas y desinterés hacia el dolor de los parientes. Condena también de parte del mundo político. Un diputado australiano definió el comportamiento de los jugadores como "vergonzoso". Anthony Albanese, del Partito laborista australiano, declaró que "aquí no se trata de cultura", sino de una "falta de respeto". Entre los 8 muertos del atentado hay dos jóvenes australianas, Sara Zelenak y Kirsty Boden.

La Federación de fútbol internacional interviene en la polémica, para precisar que los delegados de Riad habían avisado, con anticipo, de que los jugadores no habrían observado el minuto de silencio. La justificación es que "esta tradición no está en línea con la cultura saudita".

A distancia de algunas horas, vista la portada de la polémica, las máximas instituciones futbolísticas de Arabia saudita decidieron publicar una nota de disculpas "sin reservas". Sin embargo, también de esta cuestión dolorosa y triste emerge la inteligencia (o la valentía) de un individuo que rompe la máscara de la indiferencia o del relativismo cultural, detrás de la cual se celan las instituciones futbolistas o no de Riad. Un jugador del equipo saudita, de hecho, se colocó cerca del círculo del centro campo y bajando la cabeza se unió al dolor y a la conmemoración de los jugadores rivales, del estadio y de un entero país.

El jugador en cuestión (en la foto) es el número siete, Salman al-Faraj, que se distinguió del resto de sus compañeros, y representa la fuerza del individuo que hace de contrafigura a la indiferencia, a la disciplina, a las "tradiciones culturales" del resto de su equipo. El hombre se opone a las reglas del grupo, a las directivas del Estado o de la religión, como hechas las debidas proporciones el célebre "revoltoso desconocido" en la plaza Tiananmen en China.


© AsiaNews.it - 9 de junio de 2017
   Fotos a cargo de la redacción de www.missionerh.it


 


14/06/2017
 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis