Italiano Español Nederlands Français
Home arrow América Latina ▸ arrow Noticias desde el Paraguay arrow Machismo y paternidad irresponsable
Advertisement
Imprimir Enviar a un amigo

 

 

 

MACHISMO Y PATERNIDAD IRRESPONSABLE 


 

Quizás seguimos viviendo en una sociedad matriarcal, donde muchas mujeres son jefas de hogar, ya que la figura paterna no existe y, entonces, la irresponsabilidad en cuestiones de paternidad es muy común en el Paraguay.

Al finalizar la Guerra del 70, la población masculina fue diezmada notablemente, quedando de un millón de habitantes solo ciento cincuenta mil. Las mujeres tuvieron que repoblar la nación rápidamente, por lo que jovencitas de 14 o 15 años quedaban encintas de ancianos de más de 70. La situación lo exigía, al quedar tan pocos varones.

Si nos remontamos a los tiempos de la Colonia, los historiadores nos relatan que estos sitios eran llamados "El paraíso de Mahoma", por la cantidad de mujeres que tenían los conquistadores. Dicen, por ejemplo, que Domingo Martínez de Irala llegó a tener 75 concubinas.

En este caso, no fue para repoblar la nación, sino porque la tierra tropical y la abundancia de nativas jóvenes y voluptuosas invitaron a los españoles a disfrutar de un harén, al más puro estilo de los sultanes.

Desde luego que ese mestizaje no solo habrá influido en el color de la piel o del cabello, sino en algunos rasgos del carácter y del comportamiento. Está igualmente el machismo, una peculiaridad de los latinos, que les hacen creer que cuantas más conquistas femeninas logran, más hombres se vuelven. Una creencia que en estos siglos carece de sentido.

Lo cierto es que la paternidad irresponsable no disminuye. Por supuesto que la pobreza y la ignorancia ayudan bastante, para que las chicas sigan embarazándose de hombres que las abandonan enseguida. A pesar de que las leyes tratan de proteger a la infancia, en sus derechos de alimentación, de contar con un hogar normal y ser felices, las normativas se incumplen y los juzgados de la niñez están llenos de demandas.

¿Qué hacemos ante esta situación? Tenemos que realizar una campaña de educación y aplicar leyes más severas. Hoy día es fácil, a través del análisis del ADN, saber con certeza quién es el padre del niño y, después de este paso, realizar los trámites para la asistencia alimentaria, e incluso contar con regímenes de visitas, para que el hijo mantenga lazos afectivos con el progenitor.

La figura paterna es muy importante para el equilibrio emocional de los hijos. Todos los niños necesitan, para crecer sanos y felices, papás y mamás que los amen y los protejan ante los peligros que acechan. Nada puede suplir un hogar o una familia feliz, que es la base y el cimiento para cualquier personita que va creciendo física, mental y espiritualmente. En días como el del padre, tenemos que reflexionar sobre este punto y hablar, sin miedos ni vergüenzas.

Muchos de los problemas actuales, como la drogadicción o los embarazos adolescentes, se pueden evitar y prevenir haciendo un acompañamiento a los hijos y a las hijas. Para eso, los padres tienen que estar presentes. Con padres maravillosos, los problemas se resuelven fácilmente. Hay que dejar de lado el machismo y otras tonterías, porque la cuestión de la paternidad es muy seria y no se puede jugar con ella.

Blanca Lila Gayoso


© ABC Color - 4 de julio de 2017
    Fotos a cargo de la redacción de www.missionerh.it
 



10/07/2017
 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis