Italiano Español Nederlands Français
Home arrow América Latina ▸ arrow Noticias desde el Paraguay arrow Vivir la identidad carismática con "fidelidad creativa"
Imprimir Enviar a un amigo


Noticias desde el Paraguay


 Vivir la identidad carismática con

“fidelidad creativa”

Retiro espiritual para el Instituto Secular de las Siervas

Mater Misericordiae en el Paraguay


 

El Instituto Secular de las Siervas Mater Misericordiae ha organizado, en Asunción (Paraguay), del 16 al 22 de enero de 2006, un encuentro latinoamericano del que han participado los representantes de Chile, Argentina, Paraguay e Italia, con ocasión de los 75 años de fundación y los 25 años de la aprobación pontificia.

En el marco de este encuentro, que ha visto la participación de muchas autoridades religiosas del país, Emilio ha dictado, a las casi cincuenta personas presentes, un retiro espiritual sobre el tema: “Identidad carismática y opción por los pobres de los consagrados en América latina según los discursos de Juan Pablo II”.

Emilio ha solicitado a las consagradas de este Instituto a saber defender la propia identidad y a recordar los fundamentos teológicos de su propia vida y acción. En efecto, es necesaria una fidelidad inteligente a su propia vocación, al propio carisma y al propio Instituto, porque, como recuerda el documento Mutuae relationes, “todos los Institutos religiosos han nacido a causa de la Iglesia y para ella; obligación de los mismos es enriquecerla con sus propias características en conformidad con su espíritu peculiar y su misión específica”.

Perder la propia identidad significaría privar a la Iglesia de la riqueza que es  propia de cada Instituto. Un consagrado que pierde su identidad específica corre el riesgo de ser utilizado como un genérico “tapagujeros” válido para cada situación, sin así transmitir a los demás su propia peculiaridad.

No basta, pues, con vivir como consagrados en el mundo y en la Iglesia, sino que es necesario estar en ellos con un particular estilo de vida, con un modo diferente de relacionarse con la realidad y con la capacidad de hablar con verdad.

Emilio ha subrayado, además, que la consagración al Señor exige, ante todo, ser “hombres” verdaderos, que viven en plenitud su propia humanidad, con las dimensiones de coraje, pasión, fuerza y sacrificio. Estos elementos, enriquecidos por el regalo de la propia vocación, contribuyen a la construcción del Reino de Dios y a caminar hacia la santidad. Y es, en efecto, a la santidad a la que todos estamos llamados.

Ha sido dirigida la invitación a las Siervas Mater Misericordiae a profundizar los estudios sobre el origen del instituto, para comprender mejor el carisma específico, que debe ser leído e interpretado en el mismo Espíritu en que ha sido vivido por el fundador, p. Filippo Piccinini, sacerdote diocesano de Macerata. 

 Sin comprender bien el propio carisma, no es posible vivir aquella “fidelidad creativa”, de la que habla la Exhortación apostólica Vita consecrata, donde hace resonar la “llamada a buscar la competencia en el propio trabajo y a cultivar una fidelidad dinámica a la propia misión, adaptando sus formas, cuando es necesario, a las nuevas situaciones y a las diversas necesidades, en plena docilidad a la inspiración divina y al discernimiento eclesial”.

Las meditaciones, enriquecidas con amplias referencias teológicas, espirituales, culturales e históricas, han favorecido una verdadera y auténtica revisión de vida, para continuar, luego, el camino de consagración a Dios en el mundo.






 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis