Italiano Español Nederlands Français
Home arrow Profundizaciones arrow Avatar y el “doble”
Menu principal
Home
Quiénes-somos ▸
Donde obramos
Escríbenos
Secciones
África ▸
América Latina ▸
Apuntes de Espiritualidad ▸
Centro de Estudios ▸
Comprender el Derecho Canónico
Conocer la vida consagrada ▸
El Personaje
Entrevistas
Escritos de Emilio Grasso ▸
Galería de Imágenes
Islam y Cristianismo
Papa Francisco
Perfiles misioneros y espirituales
Profundizaciones
Temas de Doctrina Social de la Iglesia
Utilidades
Busca en el sitio
Mapa del sitio

Los artículos publicados
en este sitio
se pueden reproducir
parcialmente o integralmente,
 
citando la fuente
 
www.missionerh.it.

 

Los datos ingresados serán tratados bajo la normativa vigente en materia de privacidad.

Imprimir Enviar a un amigo

Profundizaciones


 

AVATAR Y EL "DOBLE"


Quien trabaja en la pastoral en África en contacto permanente con la gente, sabe bien que lo de la brujería es el problema diario con el cual uno debe confrontarse, y que frecuentemente se vuelve un callejón sin salida, del cual es difícil encontrar escape.

En Camerún, donde he vivido más de treinta años, no existe casi ningún acontecimiento que pueda decirse "natural", ya que el mundo visible no es sino la emergencia de un mundo invisible, inmanente a la naturaleza y a la vida, de la que constituye la cara "auténtica", y que preside el destino del mundo visible y de los hombres.

Cuando una enfermedad comienza a hacerse "extraña" a causa de su larga duración o de sus complicaciones, la familia vuelve a llevar al enfermo a casa, después de haber buscado un curandero, diciendo que no se trata de una enfermedad de hospital, sino de "aldea", o sea, que un brujo lo ha afectado. Cuando sobreviene la muerte de alguien en un tiempo y un lugar en que no estaba "prevista", se dice que "no hay muerte sin explicación", o sea, que un brujo lo ha matado con sus poderes "mágicos".

Aquí se abren las puertas de un universo "diferente", de aquellos mundos en los que se desdobla la realidad y el hombre mismo: mundo de la brujería, mundo de los sueños, mundo de los muertos, mundo de los seres sobrenaturales...

En este universo "encantado" puede entra también el hombre, en el cual ha sido "despertado" y hecho operativo el poder de desdoblarse. A través de este "doble" (evu) suyo, él tiene la posibilidad de moverse en el espacio y en el tiempo, de transformarse en animal, de actuar a distancia.

Por eso, la vida del hombre se desarrolla en la encrucijada de estos mundos, desde los cuales le llegan numerosos mensajes y comunicaciones. Cuando él vislumbra algunos signos que le parecen extraños, y de los cuales no sabe descubrir el sentido y el porqué, entonces comprende que el mundo invisible le está hablando para informarle sobre su destino, sobre su vida, para darle el anuncio de un beneficio o de una desgracia próxima.

En el pasado nos hemos engañado, creyendo que esta visión del hombre y del universo estuviese vinculada solo a las estructuras de la sociedad tradicional, y que, al transformarse estas progresivamente con la llegada de la civilización "moderna", habría desaparecido y se habría llegado a aquella "desilusión del mundo", de la que hablaba Max Weber.

Esto no ha acontecido. Seguramente por el hecho de que no ha sido rasguñado el tejido cultural, que produce esta visión como por deducción lógica, y que hace comprender la enfermedad y la salud, la riqueza y la pobreza, el saber y el poder, el éxito y el fracaso en términos de agresión y de exorcismo, de gracia y de desgracia, de fortuna y de mala suerte.

En efecto, la modernidad y la desilusión del mundo se han formado gracias también a las grandes luchas y elecciones alternativas entre magia, religión y ciencia; elecciones cumplidas siguiendo las huellas de las grandes polémicas culturales entre cristianismo y mundo pagano, entre magia natural y magia ceremonial, entre la nueva ciencia y la magia, entre protestantismo y opus operatum del sacramentalismo católico, entre la sociedad europea de los siglos XVI y XVII y la brujería en la época de la "caza a las brujas".

Seguramente el problema de la brujería y de la magia no es la prerrogativa solamente de África. Solo en Francia, para poner un ejemplo, 1 de 4 franceses habría ya consultado un profesional de las artes adivinatorias; 2 millones de franceses consultan cada año una vidente y el 12,5% admite que consulta regularmente videntes o curanderos. En particular, en el año 2006, el volumen de negocios anuales reales y globales, de los casi 50.000 profesionales de la clarividencia y de la astrología, era estimado en 3,2 millardos de euros, que representan casi 15 millones de consultas al año[1].

Pero, lo que es interesante no es solo la amplitud de este fenómeno. Es, sobre todo, el hecho de la reaparición de este tipo de cultura en países superdesarrollados, que viven ya la posmodernidad. La necesidad de un "nuevo encantamiento del mundo"[2] se hace sentir cada vez más en un mundo occidental, que experimenta la incapacidad de la aproximación puramente racionalista de la realidad de dar un sentido a la vida.

De cierta manera, es la misma tecnología, con sus efectos visionarios, que produce un regreso del imaginario a la edad de la magia, determinado también por sus capacidades casi "milagrosas", con las cuales los poseedores de los secretos tecnológicos producen mundos, creaturas y realidades virtuales[3].

Hablando del éxito de una película como "Avatar", el sociólogo Maffesoli[4] subraya el hecho de que, sin duda, este constituye un signo de un nuevo espíritu de los tiempos (a confirmación, los millones de espectadores que ya han visto la película o que la verán), un fenómeno de nuestros tiempos, porque recuerda el predominio de la magia o, mejor dicho, de la "tecnomagia", signo, entre los demás, del "nuevo encantamiento del mundo".

Chamanismo, brujería, paganismo latente, misticismo panteísta, atmósfera onírica de lo maravilloso, el jardín del Edén con una naturaleza intacta y el "buen salvaje", la integración neuronal hombre-máquina-naturaleza..., todo está presente. Son fenómenos de la sociedad posmoderna, que contaminan cada vez más la vida diaria, poniendo en juego la oscura luz de los sentimientos, la carga emocional, la importancia de la afectividad que actúa en los mitos, en los relatos y en las leyendas, alrededor de los cuales se reúnen las modernas "tribus" del web.

"Avatar" retoma el mito de un ser en continuo devenir, capaz de metamorfosearse a través del claroscuro de los sentimientos y de las emociones, que sustituyen las "luces" de la razón, y a través de la lógica de la afectividad y de la participación, que toman el lugar de la lógica de la identidad y del principio de la separación. Y he aquí de regreso, agrega Maffesoli, a la vieja figura, arquetipo incontestable, del "doble"...

Habiendo llegado recién..., me parece encontrar de nuevo toda una cultura, en la cual he sido sumergido durante treinta años de África.

Que se trate del "doble" africano o del posmoderno "Avatar", estos mundos "invisibles" y "virtuales" se transforman, para muchos y sobre todo para los jóvenes, en unos lugares que tienen los contornos de evasión fuera de la vida real, y que permiten prescindir de elecciones personales, libres y responsables.

Por supuesto, con la leve diferencia que allá abajo estamos todavía en la "premodernidad" y aquí, en plena "posmodernidad".

¡Es increíble cómo un pequeño juego de prefijos, "pre/post", pueda cavar unos siglos y siglos de distancia!

Giuseppe Di Salvatore



[1] Cf. Avez-vous déjà consulté un voyant ?, en http://jodap.typepad.com/jodap/2008/11/avezvous-déjà-consulté-un-voyant-.html; Cf. Un marché qui ferait vivre cent mille personnes, en http://www.lefigaro.fr/emploi/2007/02/27/01010-20070227ARTWWW90912-un_marche_qui_ferait_vivre_cent_mille_personnes_.php

[2] Cf. M. Maffesoli, Le réenchantement du monde - Morales, éthiques, déontologies, Ed. Table Ronde, Paris 2007.

[3] Cf. A. Gilioli, Avatar e il reincanto dei cow-boys, en http://gilioli.blogautore.espresso.repubblica.it/2010/01/10/avatar-e-il-reincanto-dei-cow-boys/#more-5819

[4] Cf. M. Maffesoli, "Avatar", la tecno-magia che riporta alla "purezza", en http://www.ilgiornale.it/cultura/avatar_tecno-magia_che_riporta_purezza/10-01-2010/articolo-id=412638-page=0-comments=1?&LINK=MB_T




15/02/2010

 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis