Italiano Español Nederlands Français
Home arrow Profundizaciones arrow Cadiroggio y Villalunga: el empeño común para nuestras misiones
Menu principal
Home
Quiénes-somos ▸
Donde obramos
Escríbenos
Secciones
África ▸
América Latina ▸
Apuntes de Espiritualidad ▸
Centro de Estudios ▸
Comprender el Derecho Canónico
Conocer la vida consagrada ▸
El Personaje
Entrevistas
Escritos de Emilio Grasso ▸
Galería de Imágenes
Islam y Cristianismo
Papa Francisco
Perfiles misioneros y espirituales
Profundizaciones
Temas de Doctrina Social de la Iglesia
Utilidades
Busca en el sitio
Mapa del sitio

Los artículos publicados
en este sitio
se pueden reproducir
parcialmente o integralmente,
 
citando la fuente
 
www.missionerh.it.

 

Los datos ingresados serán tratados bajo la normativa vigente en materia de privacidad.

Imprimir Enviar a un amigo


Profundizaciones  


CADIROGGIO Y VILLALUNGA:

EL EMPEÑO COMÚN PARA NUESTRAS MISIONES



El empeño de las parroquias de Sant'Apollinare en Cadiroggio y del Santissimo Salvatore en Villalunga, en la Diócesis de Reggio Emilia-Guastalla (Italia), a favor de las misiones confiadas a nuestra Comunidad Redemptor hominis. Estamos presentes en Cadiroggio desde 1984 y en Villalunga desde 2002.




 En las parroquias de Cadiroggio y Villalunga, desde hace muchos años, el discurso misionero es vivido con seriedad y perseverancia. El estímulo a llevar adelante este nos viene de la palabra de Dios. El anuncio y la predicación invitan a la comunidad cristiana a ser misionera, a estar atenta no solo a las necesidades materiales de los más pobres, sino también a transmitir a ellos lo que es el tesoro más precioso que posee: Cristo, el Señor.

Las asociaciones que intentan llevar adelante este incentivo misionero son el Grupo Teatral de Cadiroggio, el grupo "Maria, con noi" de Villalunga y el Grupo Misionero interparroquial.

El grupo teatral de Cadiroggio

El grupo Qui’d Cadròs en una exhibición en CadiroggioEl Grupo Teatral de Cadiroggio, en dialecto de Reggio, Qui'd Cadròs (Los de Cadiroggio), es un equipo que se exhibe sobre todo en obras cómicas. Se trata de aquella comicidad que, sin embargo, no hace faltar la reflexión sobre las tantas situaciones de la vida que el hombre mismo, por sí, hace complicadas y ridículas, hasta hacerse él mismo exactamente causa de risa y de escarnio. El grupo actúa, desde hace el fin de los años 80, para ayudarnos en nuestro empeño misionero, y también para subvenir a tantas situaciones difíciles en otras zonas del mundo o también en Italia, signo de una mentalidad misionera adquirida a la que corresponde el empeño concreto. Bajo la dirección artística de Ivana Castagni, Vito, Francesco, Maurizio, Paolo, Gianni, Patrizia, Roberta, Tony, Davide, Simone, Ilaria, Katia, Stefano y tantos otros que se alternan en las varias comedias, se han exhibido en diversas localidades de la provincia de Reggio Emilia, en Modena y en Sassuolo, y también en el renombrado teatro "Carani" de esta ciudad. La compañía ha logrado obtener también varios premios, como testimonio de la cualidad de sus representaciones. Es apreciada también la finalidad para la cual el grupo actúa, que es la de ayudar a nuestras misiones o de dar su contribución para la fiesta de los ancianos o para cualquier otra iniciativa caritativa.

El grupo "Maria, con noi" de Villalunga

Maria, con noi: la presentación de María en el templo El grupo "Maria, con noi" de la parroquia de Villalunga, ha tomado esta denominación de la homónima representación sobre la vida de la Virgen María.

Nacida de una idea de Elena Oliva, colaboradora de la parroquia de Villalunga, la propuesta de la representación ha sido acogida por casi cincuenta personas de la comunidad parroquial de Villalunga, quienes a vario título le han dedicado tiempo y pasión: así traía el semanal diocesano "La Libertà" el 18 de octubre de 2008, en un artículo de Pellegrina Pinelli, donde se subrayaba que un tal "laboratorio de oración" era también "un momento de abrazo y solidaridad con la parroquia de Ypacaraí, en el Paraguay, donde actúa la Comunidad Redemptor hominis".

Después de la primera actuación en la iglesia parroquial de Villalunga en octubre de 2008, con diversas representaciones, el grupo ha sido invitado por Mons. Tiziano Ghirelli, Director de la Oficina Diocesana para los Bienes Culturales de la Iglesia y del Museo Diocesano, a llevar el espectáculo-meditación a la Catedral de Reggio Emilia, el 14 de noviembre de 2009, con ocasión de la Tercera Jornada Diocesana de la Dedicación de la Iglesia Madre de la Diócesis de Reggio Emilia-Guastalla, conducida de vuelta al propio renovado esplendor, después de las imponentes restauraciones. A esta han seguido otras representaciones en diversas parroquias.

El grupo misionero interparroquial

El grupo misionero de las dos parroquias, guiado por Giovanna Beggi, es un equipo al cual hacen referencia muchas personas de Cadiroggio y de Villalunga. Pensemos en Liliana, Berna, Maura, Luisa, Emanuela, Ave, Daniela, Fabrizia, Monica, para mencionar algunos nombres. Se ocupa de la animación litúrgica (en Cadiroggio, una vez por mes, celebramos una Misa por las misiones de nuestra Comunidad, invitando a todos los fieles a preparar este domingo misionero), y también de la ayuda material. La Misa mensual, pues, es una ocasión para colocar de nuevo en el centro de la vida parroquial el mandato misionero de Jesús a sus discípulos.

Gladys con Giovanna e Ivana (desde la izquierda) detrás del mostrador de la tienda de Sassuolo Desde hace muchos años, en Sassuolo, sobre todo durante las ferias de octubre, el grupo logra organizar la venta de muebles y objetos varios, donados por tantas personas de buena voluntad, cuyo provecho es transferido a favor de nuestras misiones. Con ocasión de la Navidad, los miembros del grupo se las ingenian también para confeccionar algunos regalos que luego ofrecen en su tienda; regalos alternativos, que sean la ocasión para pensar también en otras personas más pobres.

Para llevar adelante esta actividad, el grupo ha encontrado, en el transcurso de los años, en su momento, según la disponibilidad, el apoyo de algunas personas que pueden ser integradas a pleno título en el grupo mismo. Puesto que tenemos algunos locales libres en el centro de Sassuolo, en vez de alquilarlos, los hemos ofrecido al grupo por el largo período que va desde septiembre hasta enero, y, frecuentemente, hasta más allá de Pascua. Y no es un caso que, en estos dos últimos años, una señora originaria de Cadiroggio haya ofrecido el uso de un local.

En su tienda se alternan varias personas de las dos parroquias, quienes, a pesar de que trabajan, logran encontrar el tiempo para que esté abierto todo el día.

La misión es para todos

Es importante subrayar que las dos parroquias están abiertas también a otras exigencias, como las de las misiones diocesanas o las que la Iglesia señala en su momento, según lo que acontece en el mundo, y que afecta dramáticamente a la vida de enteras poblaciones o a categorías de personas muy vulnerables, como en el caso de los niños del Cuerno de África.

Las dos Comunidades parroquiales se comprometen también en situaciones locales. En esto se apoyan a la Cáritas de Scandiano o de Sant'Antonino, dos localidades limítrofes en la misma provincia de Reggio Emilia, para ayudar a familias necesitadas o a personas provenientes de África, quienes, una vez desembarcadas en Lampedusa, son enviadas también a nuestra región.

El encuentro con Gladys

Estas acciones comunitarias están acompañadas también por gestos individuales, escondidos, de tantas personas de las dos parroquias: no son el fruto de un donar esporádico para tener la conciencia limpia, sino de un camino hecho todos juntos en el cual, a través de nosotros, ellas encuentran a los pobres de otros continentes y se comprometen subviniendo a ellos y a sus necesidades.

En el mes de septiembre pasado, Gladys, una muchacha paraguayana de nuestra Comunidad que vive y actúa en Ypacaraí, en el Paraguay, ha participado de un encuentro con diversas personas de las dos parroquias. Esto ha sido, para ella, una "devolución", no en términos materiales, sino de experiencia vivida en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Ypacaraí. Ha sido un encuentro entre Iglesias hermanas, de comparación, de ayuda recíproca, un enriquecimiento de parte de todos, que nos empuja a buscar y realizar cada vez más en nuestra vida el designio del Padre, quien en Cristo quiere que sean un cuerpo solo sus discípulos, nacidos de la única familia cristiana por Él acogida y redimida.

El ser Iglesia significa vivir de la presencia del Cristo resucitado; aquella presencia que el Señor mismo ha asegurado a sus discípulos exactamente en el momento en que los dejaba: "Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia" (Mt 28, 20). Para que Cristo esté presente en su Iglesia, es necesario que siempre la encuentre en estado de misión, como había mandado en los versículos precedentes, es decir, que vaya a bautizar, a enseñar todo lo que Él ha mandado y a hacer que todos los hombres se vuelvan sus discípulos (cf. Mt 28, 18-20).

Aunque en la tensión del "ya - todavía no", con su empeño, las parroquias de Cadiroggio y Villalunga quieren ser signo de esta realidad.

Sandro Puliani

(Traducido del italiano por Luigi Moretti)
 



24/01/2012
 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis