Italiano Español Nederlands Français
Home arrow Profundizaciones arrow I Encuentro Iberoamericano de Teología
Menu principal
Home
Quiénes-somos ▸
Donde obramos
Escríbenos
Secciones
África ▸
América Latina ▸
Apuntes de Espiritualidad ▸
Centro de Estudios ▸
Comprender el Derecho Canónico
Conocer la vida consagrada ▸
El Personaje
Entrevistas
Escritos de Emilio Grasso ▸
Galería de Imágenes
Islam y Cristianismo
Papa Francisco
Perfiles misioneros y espirituales
Profundizaciones
Temas de Doctrina Social de la Iglesia
Utilidades
Busca en el sitio
Mapa del sitio

Los artículos publicados
en este sitio
se pueden reproducir
parcialmente o integralmente,
 
citando la fuente
 
www.missionerh.it.

 

Los datos ingresados serán tratados bajo la normativa vigente en materia de privacidad.

Imprimir Enviar a un amigo

 

 

 

I Encuentro Iberoamericano de Teología

PORRAS: "LA TEOLOGÍA LATINA QUIERE APORTAR
ALEGRÍA Y ESPERANZA"

"Trabajo serio y creativo en Boston de pensar la fe
desde la realidad presente"

 

 

 

   

En el Boston College, Universidad jesuítica de los Estados Unidos, se celebró el Primer Encuentro Iberoamericano de Teología, que congregó a unos cuarenta teólogos/as de sur a norte del continente americano y a los de la Península ibérica, España y Portugal. El lema: "El presente y el futuro de una teología iberoamericana inculturada en tiempos de globalización, interculturalidad y exclusión". El castellano fue el idioma común, novedad que recalcar por el lugar donde se llevó a cabo el encuentro.

El trasfondo de esta convocatoria hay que buscarlo en los nuevos aires de fidelidad al Vaticano II y a la opción preferencial por los pobres, impulsados por el Papa Francisco, que carga consigo el pensar y hacer de sus raíces. Estuvieron presentes los "históricos" de la teología latinoamericana, Gustavo Gutiérrez y Juan Carlos Scannone. Otros, como Jon Sobrino, Víctor Codina, González Faus, enviaron sus ponencias. El resto son teólogos, hombres y mujeres, de las generaciones intermedia y de más reciente data, quienes son continuadores e innovadores de la intuición primera, en un trabajo serio y creativo de pensar la fe desde la realidad presente, asumiendo fe y mundo como un todo, en el que la espiritualidad y el pobre le dan vida al hacer de las comunidades cristianas.

En el imaginario sobre los estudios teológicos es bastante corriente afirmar que, en el ámbito iberoamericano, la producción teológica es irrelevante, y a lo más lo que abunda son trabajos pastorales. Es explicable esta postura pues, si bien desde los tiempos coloniales y republicanos se hizo teología, como lo demuestran estudios recientes, esta tomó nombre propio y ciudadanía a raíz del Concilio Vaticano II. Lo puso de relieve Gustavo Gutiérrez al hablar sobre "la interpelación del pobre en un mundo globalizado a 50 años del Concilio". La pobreza es una muerte temprana e injusta, por consiguiente, es un asunto teológico porque ella va en contra del don de la creación que es un regalo de vida.

El Padre Scannone disertó sobre la colaboración teológica con la pastoral del Papa Francisco, en la que abundó en la relación entre teología y pastoral, intrínsecamente interdependientes, retroalimentándose ambas de la espiritualidad como talante y estilo de vida, que, desde la fe, le da carácter trascendente al pensar y hacer cotidianos. La interculturalidad para la pastoral y la teología, como reto en un continente donde cohabitan numerosas culturas, que dan forma a manifestaciones religiosas genuinamente católicas, que son escuelas de vida y toman fuerza en el catolicismo popular, como señalan Aparecida y Evangelii gaudium, fue abordada con pericia por el teólogo brasileño Agenor Brighenti.

La actualidad y retos de la teología "latina" fue expuesta por el Dr. Roberto Goizueta. Es la reflexión norteamericana desde la herencia hispano-lusitana, que intenta darle cuerpo tomando en cuenta las peculiaridades de la sociedad al norte del Río Grande. Las comunicaciones fueron muchas y ricas en la perspectiva de los tiempos de globalización, interculturalidad y exclusión de hoy. Sobrepasan el espacio de esta crónica viajera.

Ante la realidad del desplazamiento del eurocentrismo del catolicismo hacia los "pueblos del sur", la reflexión teológica de estas nuevas realidades quiere aportar alegría y esperanza, entrega martirial para el catolicismo global, más aún para la sociedad mundial. Es lo que nos regala el Papa Francisco con sus palabras y gestos, como servicio generoso de quien ha venido del fin del mundo.

Cardenal Baltazar Porras




© Il Sismografo (Religión Digital) - 24 de febrero de 2017
    Fotos a cargo de la redacción de www.missionerh.it


07/03/2017
 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis