Italiano Español Nederlands Français
Home arrow América Latina ▸ arrow Vida de la parroquia de Ypacaraí arrow Para una espiritualidad de un coro/2
Imprimir Enviar a un amigo





PARA UNA ESPIRITUALIDAD DE UN CORO/2

“Debemos vivir lo que cantamos”

 

 

Los jóvenes del Coro Juvenil Sagrado Corazón de Jesús de Ypacaraí siguen encontrándose para los ensayos de canto, el jueves por la tarde, para luego animar la celebración eucarística de la tarde. Se han comprometido a cantar también en la celebración eucarística del domingo por la mañana, que es la celebración principal de nuestra parroquia, en la cual participan todos los jóvenes de los tres años de catequesis para la Confirmación.

Todos han seguido con interés las indicaciones, las sugerencias técnicas y las enseñanzas espirituales que Emilio les ha dado, para formar un verdadero coro eclesial.

Algunos de ellos nos han expresado sus reflexiones, que traemos aquí a continuación.

 

Luján

Luján

Los encuentros para el coro de la parroquia han sido, según mi parecer, algo que nos ayudará a mejorar el servicio que realizamos en nuestra iglesia. Como jóvenes, debemos esforzarnos cada vez más por cumplir los compromisos que hemos asumido, y, como cristianos, tenemos que aprender a ser responsables en el servicio que hemos asumido de formar el coro. Esto significa no solo saber cantar o aprender a leer las notas musicales, sino también saber transmitir a los demás la belleza de cantar al Señor, de manera que toda la asamblea cante durante la celebración eucarística.

Me parece importante también que Emilio nos haya hablado de elementos que pueden ayudarnos en la vida, para discernir las situaciones diarias que encontramos, mejorando así nuestro comportamiento. Cantar en la iglesia es un servicio, pero la cosa más importante es que debemos vivir lo que cantamos. Como coro, tenemos que mejorar mucho, práctica e intelectualmente, y mover la voluntad para crecer cada día más como personas y en nuestro servicio litúrgico. 

 

Aurora

Aurora

Por medio del curso que hemos seguido, he comprendido que, tomando la decisión de formar parte del coro, he asumido una gran responsabilidad hacia la Iglesia y, sobre todo, hacia Dios. He comprendido también que, durante la celebración eucarística, no podemos ejecutar cualquier música o cantar cualquier canto y, sobre todo, que el texto de cada canto debemos vivirlo en la vida cotidiana.

Es importante conocer la función de cada canto en cada parte de la Misa. Además, el coro ayuda, pero no debe cantar solo: todos los fieles tienen que cantar. Debemos ejecutar, pues, cantos simples que todos puedan aprender, porque también el canto es un diálogo con Dios.

El coro es muy importante en la liturgia y, por eso, me siento muy orgullosa de pertenecer a este grupo, que me ha permitido aprender tantas cosas, conocer a muchas personas y encontrar a tantos amigos. 

 

Marcos

Marcos

Me han parecido muy buenas las ideas que nos ha dado Emilio y los aspectos que nos ha indicado, sobre los cuales tenemos que mejorar, como coro.

En particular, me ha impactado cuando nos ha dicho que debemos vivir lo que cantamos, porque cantar una alabanza al Señor y no vivir lo que dice aquel canto quiere decir que lo que estamos haciendo no tiene ningún sentido.

Otro aspecto que me parece fundamental es la atención que debemos tener en la elección de los cantos adecuados a la liturgia, y también la importancia de tener un director de coro, un maestro. Ahora cantamos y sonamos con los conocimientos que teníamos, algunos de nosotros han estudiado para aprender a tocar la guitarra, y con la enseñanza recibida por el profesor que nos ha guiado en los primeros meses de vida de nuestro coro. La indicación de tener un maestro que nos sigua constantemente nos ayudaría a progresar y a mejorar, armonizando nuestras voces, las tonalidades, y aprendiendo a cantar mejor a más voces. También la sugerencia que Emilio nos ha dado de añadir al coro otros instrumentos me parece una idea muy interesante. 

 

Bianca

Bianca

Escuchar lo que nos ha dicho Emilio ha reforzado mi opinión sobre el “cantar en un coro para la Misa”.

Cantar para Dios no es lo mismo que cantar para los hombres, aunque ciertamente la música en la celebración de la Misa ayude a las personas a entrar en contacto con Dios. “El que canta ora dos veces”, decía san Agustín. Me ha quedado claro que la música que ofrecemos a Dios es como una oración, y tenemos que transmitirla con sentimiento puro y verdadero; además, debemos intentar poner en práctica en nuestra vida el significado de cada canto: que no sean solo palabras con melodía, sino palabras que se transforman en hechos. 

 

Belén

Belén

En los encuentros que hemos tenido, he podido comprender el verdadero significado y la función del coro en la Misa.

Ante todo, nosotros los jóvenes que formamos el coro juvenil parroquial debemos dar el ejemplo con nuestro comportamiento, tener una vida digna y simple. Cantar en la Misa no es una actividad que se realiza por afición o por diversión, sino que es algo mucho más dedicado y profundo. Cantando, alabamos a Dios y esta alabanza, con su verdadero mensaje, tenemos que transmitirla y hacerla llegar al corazón de los fieles, para ayudarlos a sentirse renovados a través de la música y del canto.

Por eso, los cantos que elegimos deben ser los conocidos por el pueblo, de manera que todos puedan cantar con nosotros y sentirse parte de la celebración eucarística. Me resultan más claros, ahora, los diferentes momentos en que el coro tiene que intervenir en la Misa, y he comprendido cómo todo está correctamente ordenado.

Estoy muy agradecida a Emilio por su enseñanza y por la oportunidad que me ha ofrecido de formar parte de este grupo de coristas. Esperamos poder crecer cada vez más, tanto en el aspecto vocal como en el instrumental.

 

Fabián

Fabián

El formar parte del coro es una responsabilidad muy seria porque es un compromiso que hemos tomado con Dios y, como nos ha dicho Emilio, comporta mucha entrega.

El sentido del coro es el de hacer bella la celebración eucarística y de ayudar al pueblo peregrinante para caminar y llegar a la plenitud de la presencia del Señor. Para lograr este objetivo, nosotros los miembros del coro tenemos que ser responsables y organizados, porque el compromiso es muy serio.

Debemos, además, conocer bien los cantos más adecuados a cada momento de la celebración eucarística, para favorecer el encuentro de Dios con los hombres. Es necesario elegir un repertorio que contenga cantos conocidos por la comunidad eclesial, a fin de que todos puedan cantar.

Un aspecto importante que he comprendido es que el coro no tiene que llamar la atención, porque es Cristo el que en la Misa debe ser el centro de la atención de todos. Todo tiene que formar una unidad: el coro con la comunidad de los fieles, para saber alegrarse de la Eucaristía y poder llegar todos plenamente a Cristo.

 

Teresa

Teresa

Los encuentros tenidos con Emilio me han permitido profundizar en el compromiso con el coro, para realizarlo cada vez mejor. He comprendido cómo la música y el canto pueden ayudar en la Misa, y acompañar a las personas que participan en ella.

Me parece muy importante lo que hemos escuchado sobre la necesidad, para cada uno de nosotros, de conocer y comprender el significado de los cantos que ejecutamos, así como de conocer bien qué canto ejecutar en cada momento de la Misa y en el tiempo litúrgico que se celebra.

Agradezco a Emilio por sus sabias palabras y por la ayuda que siempre nos ha ofrecido, porque estos encuentros me han enseñado a esforzarme cada vez más, a nivel individual, por cumplir la tarea asumida de tocar la guitarra y también por contribuir, como grupo, en el desarrollo y en el perfeccionamiento de nuestro coro.

 

(A cargo de Emanuela Furlanetto)

(Traducido del italiano por Luigi Moretti)

 

23/06/2015


 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis