Italiano Español Nederlands Français
Home arrow África ▸ arrow Zoom sobre Camerún arrow Zoom sobre Camerún/12. Integridad de la mujer y prácticas ancestrales
Imprimir Enviar a un amigo




INTEGRIDAD DE LA MUJER Y PRÁCTICAS ANCESTRALES

 

El “planchado del seno” es una práctica tradicional poco conocida, en comparación con otras torturas infligidas a las mujeres, como la escisión o la infibulación; sin embargo, permanece todavía difundida en varios países de África central y, de manera considerable, en Camerún donde afecta casi a un cuarto de la población femenina.

Un modo para retrasar la sexualidad

El “planchado del seno” (repassage des seins, o bien, en la parte anglófona del país, breast ironing) se aplica en un porcentaje diferente en las varias regiones del país, pero concierne a todo Camerún.

Se considera un medio para controlar la sexualidad de las adolescentes. Las madres no titubean en aplicarlo a sus hijas de 9-10 años, para frenar el desarrollo del seno y así protegerlas de las violencias sexuales masculinas, de los embarazos precoces que pueden marcar profundamente su vida, desviándolas prematuramente de la formación escolar.

Para aplastar el seno de las hijas, las madres lo “planchan”, aplicando sobre él piedras ardientes, o bien masajeándolo con petróleo, o también poniéndole un “sierra seno”: todos métodos brutales que provocan quemaduras, heridas, traumatismos de vario tipo, incluido el cáncer de seno.

El “planchado” es una violencia contra la integridad física y psíquica de la mujer, cuyas secuelas pueden durar toda la vida. Los testimonios con respecto a esto son muy numerosos; es un verdadero suplicio al cual las adolescentes están sometidas, en una sociedad en que domina una cultura sexual de violencia machista.

Algunas asociaciones femeninas en Camerún luchan contra esta práctica, mostrando sus consecuencias nefastas y, sobre todo, desarrollando una obra de educación sexual entre las muchachas.

La más conocida de estas asociaciones, “Les tantines” (Las tías), está respaldada por la cooperación alemana y por varios canales de comunicación cameruneses, para realizar una sensibilización sobre el problema a gran escala.

En el trascurso de 2005, dos antropólogos, Flavien Ndonko y Germaine Ngo'o, han conducido una encuesta sobre el problema, comprobando que el 24% de la población femenina en Camerún sufre todavía el “planchado del seno”; el fenómeno permanece difundido entre todas las categorías sociales, y más desarrollado en la ciudad que en las zonas rurales.

Las reacciones del Gobierno

En fecha 24 de octubre de 2012, la red televisiva “France 24” dedicaba al fenómeno un documental titulado “El planchado del seno, suplicio de las jóvenes cameruneses”.

Las imágenes mostradas y el contenido del documental han suscitado una reacción oficial en Camerún.

El diario gubernativo, Cameroon Tribune, el 30 de noviembre sucesivo, publicaba, en efecto, un comunicado del Ministerio de Comunicación, con el cual se denunciaba la búsqueda del scoop y de lo sensacional en el documental difundido por “France 24”. El comunicado recordaba, pues, el compromiso del Gobierno contra esta plaga, y también el marco jurídico e institucional adoptado por el país para luchar contra tales violencias.

El Ministerio de Comunicación hacía presente que Camerún ha ratificado varios tratados nacionales e internacionales, para la protección de los derechos de la mujer y de las muchachas (como la Convención de 1984 contra las torturas y otros tratamientos inhumanos; la Convención de las Naciones Unidas de 1989 relativa a los derechos de los niños; la Carta Africana de 1981 para los derechos humanos y de los pueblos, con el Protocolo adicional de 2009 relativo a los derechos de las mujeres en África; la Carta Africana de los derechos y del bienestar del niño de 1990), además del hecho de que la aplicación de los artículos 275-281 del Código Penal Camerunés permite reprimir todo atentado contra la integridad física.

De este modo, el Gobierno de la República de Camerún quería confirmar su compromiso de luchar contra el fenómeno del “planchado del seno”, así como contra las demás prácticas inhumanas: la escisión, la infibulación, el tráfico de los niños, los ritos violentos a los que están sometidas las viudas y otras prácticas tradicionales, que amenazan la dignidad y la integridad física y psíquica de la persona.

De todos modos, permanece cierto que, a pesar del compromiso proclamado, el fenómeno del “planchado del seno” afecta aún hoy casi a cuatro millones de mujeres en Camerún.

 


Fuentes: www.cameroon-info.net (30/11/2012)

www.zafro.net (24/1/2013)

www.tantines.org (11/3/2013)

E. Atouba, Torture femminili, en “Africa” 91 (3-2013) 19.

 

(Traducido del italiano por Luigi Moretti)

 

Con la rúbrica “Zoom sobre Camerún”, a cargo de Silvia Recchi, ofrecemos a nuestros lectores algunas informaciones, sacadas de la prensa local, sobre la realidad de Camerún, presentando particulares situaciones culturales y sociales de este país.



 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis