Italiano Español Nederlands Français
Home arrow África ▸ arrow Zoom sobre Camerún arrow Zoom sobre Camerún/20. ¡Como quienes han recibido un milagro!
Imprimir Enviar a un amigo

Zoom sobre Camerún/20


 


¡COMO QUIENES HAN RECIBIDO UN MILAGRO!

Inseguridad vial en Camerún

 


En el informe sobre la seguridad vial de la Organización Mundial de la Sanidad (OMS), África detiene un récord macabro, con la tasa de mortalidad vial más alta del mundo: 24,1 personas matadas por cada 100.000 habitantes.

“África tiene una tasa de muertos en las carreteras casi dos veces y medio más alta que la de Europa, afirma Margaret Chan, la Directora General de la OMS. El continente africano, que posee solo el 2% del parque automovilístico mundial, registra, por otro lado, el 16% de los fallecimientos en las carreteras.

Pasando de un país al otro, los problemas cambian, aunque tengan todos una misma causa: la falta de voluntad política sobre infraestructuras y prevención. Para “invertir la tendencia al aumento” de los accidentes, los investigadores de la OMS insisten en que los Gobiernos deben proporcionar un esfuerzo más importante.

Nuevas disposiciones en Camerún…

Por lo que se refiere al Gobierno camerunés, el sector de los transportes, pieza esencial de la política de emergencia económica del país, ha tenido en estos años numerosas novedades.

La aplicación de las nuevas placas y de los nuevos paneles de señalización, así como la reforma del control técnico de los vehículos, son algunas de las reformas emprendidas por los poderes públicos, en la óptica de promover la seguridad vial. Hay que destacar también el nuevo sistema de expedición de los carnés de conducir y la introducción del alcoholímetro. Por lo que se refiere a los choferes de taxis y de mototaxis, una política de regularización está en curso para reducir progresivamente el número de quienes actúan en la clandestinidad.

Verificaciones aumentadas y nuevas medidas correctivas están aplicadas por las agencias de viaje y las autoescuelas, para garantizar la calidad del servicio.

Para hacer más populares las nuevas disposiciones, su arranque ha sido acompañado por las notas de un antiguo éxito de Black Rogers La route ne tue pas, mais c’est nous qui tuons, regularmente difundido por la radio nacional. Su título (“La calle no mata, somos nosotros los que matamos”) destaca justamente la responsabilidad personal, en un ambiente donde la mentalidad fatalista está muy difundida.

Más allá de este cuadro que podría parecer bastante halagador, permanecen numerosos los malos funcionamientos, sobre todo con respecto a la complejidad del transporte abusivo y a la corrupción, que ha caracterizado siempre el sector de los transportes. Precisamente para enfrentar este grave problema, el Ministro de los Transportes, al comienzo del ejercicio de su cargo, ha decidido sustituir al 98% de los funcionarios.

… sobre todo para el eje Duala-Yaundé

El Gobierno dirige una atención particular a la Ruta nacional 3 que conecta Duala, la capital económica del país, con Yaundé. En el 2014, este eje ha sido clasificado por la ONU como una de las rutas más peligrosas del mundo; cada año, Camerún deplora a un centenar de muertos a lo largo de este recorrido de 240 km.

Cada mañana, a la salida de Duala, regularmente hay algunos atascos; esto permite a los choferes mirar bien, izadas a los bordes a distancias regulares, una placa abollada que recuerda que “aquí han fallecido cuatro personas” o, algunos centenares de metros más adelante, una pequeña cruz ennegrecida por los gases de escape, sobre la cual están escritos nueve nombres.

Para desalentar los excesos de velocidad, el eje ha sido dotado de radares de control de velocidad, cuyo efecto disuasivo sobre los automovilistas imprudentes no es ciertamente más fuerte que el de las carcasas de microbuses que enmohecen en los fosos.

En los dos sentidos, el ritmo de los medios de trasporte pesados no disminuye nunca, ni de día ni de noche, sin contar los que acaban con las ruedas para arriba y de través sobre la calzada, provocando enormes atascamientos.

Conscientes de las graves carencias recurrentes constatadas en el principal eje vial de Camerún, y de sus efectos nefastos sobre la salud económica del país, los poderes públicos han lanzado un vasto proyecto de reconstrucción. La obra, abierta a finales del 2014, prevé la construcción de una autopista de 2x2 carriles. Hasta hoy, han sido realizados una decena de kilómetros.

Recrudescencia de los accidentes viales

Lo que preocupa sobre todo es que, a pesar de los trabajos de reconstrucción iniciados en las principales arterias, los accidentes viales no cesan de ensangrentar los caminos de Camerún. Varias asociaciones han llamado la atención sobre el clima de inquietud colectiva, provocado por la recrudescencia ‒que se ha notado en estos últimos meses‒ de accidentes en pleno día entre grandes camiones sobrecargados y autobuses, cuya consecuencia inmediata son decenas de familias que están de luto.

Esta constatación se experimenta de modo más alarmante aún cuando se piensa en que, solo algunos meses antes, todos acogían con favor el decreto que reglamentaba la circulación de los medios de transporte pesados. La disposición, que prohibía la circulación de los grandes camiones de más de 12 ruedas entre las 6 de la mañana y las 9 de la noche, ha durado solo el tiempo de la firma de una decisión.

Falsos carnés de conducir y falsos choferes

A menudo, ha sido puesto en tela de juicio el estado defectuoso de los caminos o su exigüidad. Frente a la reciente recrudescencia de los accidentes, la sociedad civil, sin embargo, apunta el dedo contra la expedición abusiva de los carnés de conducir.

En Camerún, numerosos usuarios obtienen el carné de conducir gracias a “coimas”. Las denuncias de la Comisión Nacional Anticorrupción (Conac) se han quedado sin efecto, a pesar de la severidad de la ley.

François Ngah Messobo, el Presidente nacional del Sindicato de los administradores de autoescuelas de Camerún, afirma, con las pruebas en la mano, que la corrupción en el sector de los carnés de conducir se ha vuelto un deporte nacional.

Precisamente hace poco, los miembros del Colectivo de los Sindicatos de las autoescuelas del país han expresado la necesidad de protestar a través de una huelga, para llevar la administración a la mesa de las discusiones. El Colectivo exige la aplicación de las reformas, para poner fin a la expedición fraudulenta de los carnés de conducir.

En espera de que los caminos estén arreglados, las negociaciones entre sindicatos y Ministerio estén puestas en marcha y las mentalidades resulten cambiadas, quien vive en Camerún tiene que tener mucha paciencia. Y es necesario continuar, al ritmo de la canción de Black Rogers, a hacer de tripas corazón antes de emitir un suspiro de alivio, una vez que se haya llegado a destinación; como aquellos pasajeros quienes, apenas llegaban a Yaundé, no encontraban las palabras para congratularse con el chofer del autobús; ¡como si hubieran recibido un milagro!

Fuentes:

www.cameroon-info.net (25/5/2015); www.jeuneafrique.com (17/5/2015);

www.camerpost.com (7/05/2015); www.camer.be (10/4/2015)

 

(A cargo de Franco Paladini)

(Traducido del italiano por Luigi Moretti)

  

 

Con la rúbrica “Zoom sobre Camerún” ofrecemos a nuestros lectores algunas informaciones, sacadas de la prensa local, sobre la realidad de Camerún, presentando particulares situaciones culturales y sociales de este país.

 

 

Sitio de la Comunidad misionera Redemptor hominis