Comprender el Derecho Canónico/18



NO ES SUFICIENTE, DE CIERTO, CITAR UN CANON 

PARA ANULAR LOS PROBLEMAS


Observaciones
acerca del caso Mons. Lugo


Este
sitio web ha puesto en evidencia, en varias ocasiones, que es necesario estar atentos a utilizar ciertas expresiones, traer otras y discernir las varias fuentes, sobre todo cuando se toca la existencia de las personas, incluido al que ha sido electo por el pueblo paraguayo como Presidente de la República, a pesar de ser Obispo todavía. Tampoco se puede aclarar un discurso citando un canon, si no se examinan todas las dificultades que el caso comporta.

Nos referimos al artículo, "Inminente dispensa al presidente electo F. Lugo", publicado en "ABC Color" de lunes 7 de julio de 2008. Como conclusión de este artículo, en efecto, se cita por entero el can. 1008: "Mediante el sacramento del orden, por institución divina, algunos de entre los fieles quedan constituidos ministros sagrados, al ser marcados con un carácter indeleble, y así son consagrados y destinados a apacentar el pueblo de Dios según el grado de cada uno, desempeñando en la persona de Cristo Cabeza las funciones de enseñar, santificar y regir".

Esta cita quiere plantear el hecho de que Mons. Lugo, en 2013, podría "volver a la jerarquía eclesiástica, ... y como el orden sagrado es eterno, mantendría un carácter sagrado". Esto acontecería al término de su mandato presidencial, que podría transcurrir con "la dispensa [que] traería consigo la pérdida de la condición episcopal"; dispensa que no ha sido concedida todavía y de la cual, a fortiori, no se conocen los datos.

Ahora bien, traer de esta manera dicha noticia acerca de Mons. Lugo: 'ayer Obispo', ‘hoy Presidente', ‘mañana de nuevo Obispo', banalizando todas las implicaciones de la situación que, para su evaluación, ha exigido la colaboración de canonistas y teólogos de renombre internacional, tiene más el sabor de la "insoportable levedad del ser" de nuestra sociedad posmoderna, que el de la seriedad de la situación religiosa de un Obispo, en conflicto con el Santo Padre. Obispo que, después de cinco años de un experimento político, del cual hoy no se puede conocer el éxito, tendrá que ver cuál será su futuro o, mejor dicho, su vejez.

El tono del ‘todo está permitido', todo es posible', ‘todo se arregla'; del 'tener derecho a todo', sin plantear consecuencias y responsabilidades, tanto para la persona como para la sociedad, es completamente gratuito, como inconcebible es el discurso de las mil juventudes, todas que vivir todavía.

Ahora bien, frases del tipo de: "Su incorporación al sacerdocio sería estudiada luego de varios años sabáticos", no hacen transparentar, ni de lejos, la incertidumbre, la duda, el sufrimiento, la dramaticidad y la angustia por el futuro de la Iglesia en el Paraguay y de Mons. Lugo.

Sin embargo, es suficiente releer el can. 293, que afirma: "El clérigo que ha perdido el estado clerical no puede ser adscrito de nuevo entre los clérigos, si no es por rescripto de la Sede Apostólica", para comprender que "no está reconocido al clérigo que ha perdido el estado clerical el derecho de ser admitido de nuevo"[1], siempre que se trate de pérdida del estado clerical, ya que estamos todavía en el campo de las hipótesis, todas que verificar todavía. O bien, sería suficiente simplemente consultar la prensa católica - que no cabalga la emoción del momento - un poco más allá de los límites del Paraguay, para darse cuenta de cuánto es compleja la cuestión y de cuántos problemas pone[2]. Uno se da cuenta, entonces, de que en ella se hace referencia, directa e indirecta, no solo al can. 1008, sino también al can. 273, que vincula todos los clérigos a la "especial obligación de mostrar respeto y obediencia al Sumo Pontífice"; al can. 380, que prescribe a cada nuevo Obispo hacer "la profesión de fe y prestar el juramento de fidelidad a la Sede Apostólica"; al can. 375, que especifica la función de los Obispos, como sucesores de los Apóstoles y pastores de la Iglesia: la de ser "maestros de la doctrina, sacerdotes del culto sagrado y ministros para el gobierno", desarrollando "con la función de santificar, ... también las funciones de enseñar y regir, ... en comunión jerárquica con la Cabeza y con los miembros del Colegio"[3]; al can. 756, que subraya "la función de anunciar el Evangelio", que un Obispo tiene que desarrollar; a los cann. 287, 672, 285, que prohíben a los clérigos y religiosos comprometerse en la política y asumir cargos públicos; a los cann. 1333ss., que regulan la pena canónica en la que ha incurrido Mons. Lugo; a los cann. 290-293, que se refieren a la pérdida del estado clerical.

Frente a tantas cuestiones abiertas, sería oportuno, por lo tanto, dejar de crear aquella atmósfera que quiere dar la impresión de que: ‘todo está en orden', ‘todo ha sido arreglado', ‘todo está calculado', 'no se prevén problemas'. Se tendría que cesar de especular, solo para 'crear la noticia', sobre graves decisiones, que el Santo Padre tendrá que tomar acerca del caso pendiente Mons. Lugo, para dejar espacio, en cambio, a la seriedad del momento.

Maria Cristina Forconi


_______________

[1] Codice di diritto canonico commentato. A cura della Redazione di Quaderni di diritto ecclesiale, Ed. Ancora, Milano 2001, 296.
[2] Por ejemplo, en "ACI Prensa", el 22 de febrero de 2007 fue publicado un artículo en colaboración con expertos canonistas, que aclaran los diferentes aspectos del problema: Expertos: Mons. Lugo se encuentra en estado de rebeldía y su candidatura es ilícita, http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=15854.
[3]
Cf. el can. 336, que subraya fuertemente la unidad de los Obispos con el Romano Pontífice: "El Colegio Episcopal, cuya cabeza es el Sumo Pontífice y del cual son miembros los Obispos en virtud de la consagración sacramental y de la comunión jerárquica con la cabeza y miembros del Colegio, y en el que continuamente persevera el cuerpo apostólico, es también, en unión con su cabeza y nunca sin esa cabeza, sujeto de la potestad suprema y plena sobre toda la Iglesia".

                                                                                                 

10/07/08