Comprender el Derecho Canónico/30


 


EL SÍNODO DE LOS OBISPOS/3

Instrumento de sinodalidad para la Iglesia en Oriente Medio


Es de estos días el anuncio de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para Oriente Medio, convocada por Benedicto XVI, que se celebrará desde el 10 hasta el 24 de octubre de 2010, sobre el tema: "La Iglesia católica en Oriente Medio: comunión y testimonio: ‘La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma' (He 4, 32)"[1].

De esta manera, el Pontífice quiere "promover la sinodalidad tan arraigada en la eclesiología oriental y acogida con aprecio por el Concilio Ecuménico Vaticano II"[2], y continuar una peregrinación ideal emprendida en el comienzo de su pontificado "al corazón del Oriente cristiano: peregrinación que hoy conoce otra significativa etapa y que tengo intención de proseguir"[3], añade Benedicto XVI.

El Papa ha recogido, pues, las instancias de los Prelados orientales para hacer más sólida la comunión con el Sucesor de Pedro y examinar juntos, en cada ocasión, posibles temas de particular importancia[4], que afectan a la unidad de todos los cristianos, a menudo, relacionada con el diálogo interreligioso; ámbitos que interesan a toda la Iglesia.

Retomamos de esto el argumento del Sínodo de los Obispos, que precedentemente hemos explicado, desarrollándolo desde el punto de vista de su estructura, a partir de su metodología de trabajo.

Metodología del Sínodo de los Obispos

La metodología del Sínodo de los Obispos, presente en todas las fases del proceso sinodal, se funda en el concepto de colegialidad. La palabra griega syn-hodos, de la que etimológicamente proviene Sínodo, se traduce con "reunión", "congreso", y el significado originario de la palabra, "caminar juntos", exprime muy bien la íntima esencia del Sínodo.

El tema del Sínodo se elige en base a los siguientes criterios:

a) universalidad, es decir que tenga referencia y aplicación a toda la Iglesia;

b) actualidad y urgencia, en sentido positivo, es decir eficacia en la promoción de nuevas energías y en el impulso de la Iglesia hacia el crecimiento;

c) relevancia pastoral y sólida base doctrinaria;

d) ejecutividad, es decir posibilidad de aplicación práctica.

Sobre la base de Lineamenta e Instrumentum laboris, preparados a nivel de Iglesias particulares, en la Asamblea se presentan los resultados de los debates preliminares.

Tres fases caracterizan las sesiones de trabajo del Sínodo:

Durante la primera fase, cada miembro presenta la situación en su Iglesia particular.

En la segunda, en base a estas presentaciones, el Relator General del Sínodo formula una serie de puntos para ser discutidos en Círculos Menores, instituidos en base a la lengua hablada.

En la tercera, en los Círculos Menores son formuladas sugerencias y observaciones bajo una forma definida, de tal manera que la Asamblea pueda votar preposiciones concretas.

Al término de las discusiones, la Lista final de las propuestas es presentada entonces en la sesión plenaria y sometida al voto final[5].

Las Proposiciones ya votadas son entregadas al Romano Pontífice.

Una Relación final de los trabajos, redactada por el Secretariado General del Sínodo, en la cual se describen los trabajos realizados sobre el argumento o los argumentos examinados y las conclusiones, es presentada al Romano Pontífice[6].

La Secretaría General del Sínodo (can. 348)

La Secretaría General del Sínodo de los Obispos es una institución permanente al servicio del Sínodo, que constituye un vínculo de unión entre las diversas asambleas del mismo. Esta permanece en servicio hasta la Asamblea siguiente, cuando terminará la función de sus miembros. Está presidida por el Secretario General, nombrado por el Romano Pontífice. Este cargo actualmente está ocupado por el Arzobispo Nikola Eterović.

La Secretaría General está coadyuvada por el Consejo de Secretaría, compuesto de Obispos, algunos de los cuales son elegidos por el mismo Sínodo de los Obispos, otros son nombrados por el Romano Pontífice. Para cualquier tipo de Asamblea se nombran, además, uno o varios secretarios especiales, designados por el Romano Pontífice[7].

Tipología y estructura de las asambleas sinodales (can. 345)

El Sínodo de los Obispos puede reunirse en tres tipos de Asamblea:

1) en Asamblea General Ordinaria, celebrada solitamente cada tres años, para ocuparse de temas concernientes a la vida y la misión de la Iglesia universal;

2) en Asamblea General Extraordinaria, convocada para tratar temáticas, que, a pesar de referirse al bien de la Iglesia universal, exijan una rápida definición;

3) en Asamblea Especial, cuando la materia de mayor importancia se refiera al bien de la Iglesia, en relación con una o más regiones eclesiásticas particulares[8].

Además, los varios géneros de Asambleas se distinguen por los tiempos de convocación y los argumentos que tratar. Según el tipo de Asamblea, es indicada por el can. 346 del Código de derecho canónico la diferente composición de los miembros.

En el caso del Sínodo para el Oriente Medio, los Obispos se reúnen en Asamblea Especial, y sus miembros son elegidos por las regiones por las que el Sínodo está convocado.

Las materias que tratar son importantes para la región del Oriente Medio, pero también para la Iglesia entera. Por ser el Sínodo un instrumento de comunión, que hace destacar el nexo íntimo entre colegialidad y primacía de Pedro, es particularmente útil, para estas regiones eclesiásticas, para afrontar problemáticas importantes y complejas.

Maria Cristina Forconi



[1] Benedicto XVI, Encuentro con los Patriarcas y Arzobispos Mayores de las Iglesias Orientales Católicas (19 de septiembre de 2009), en www.vatican.va
[2] Benedicto XVI, Encuentro con los Patriarcas y Arzobispos..., en www.vatican.va
[3] Benedicto XVI, Encuentro con los Patriarcas y Arzobispos..., en www.vatican.va
[4] Cf. Benedicto XVI, Encuentro con los Patriarcas y Arzobispos..., en www.vatican.va
[5] Cf. Sínodo de los Obispos. Material informativo. Edición de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, Ciudad del Vaticano, 15 de septiembre de 2007, en www.vatican.va
[6] Cf. Ordo Synodi Episcoporum (29 de septiembre de 2006), arts. 39 §4, 40, 41, en Sínodo de los Obispos. Material informativo..., en www.vatican.va
[7] Cf. Ordo Synodi Episcoporum..., arts. 11-15.
[8] Cf. Ordo Synodi Episcoporum..., art. 4 y can. 345.

17/10/09