Zoom sobre Camerún/15

 

FIRMADO UN ACUERDO CUADRO 

ENTRE CAMERÚN Y SANTA SEDE

 

“Camerún-Vaticano. Mano en la mano” ha titulado en letras cubitales la primera página del diario gubernamental Cameroon Tribune, para significar la importancia de un acontecimiento preparado desde hace más de un decenio de trabajo y de negociaciones.

Anunciado en Roma, con ocasión de la visita oficial al Vaticano del presidente Paul Biya, el 18 de octubre de 2013, el Acuerdo cuadro entre la República de Camerún y la Santa Sede, relativo al estatuto jurídico de la Iglesia Católica en Camerún, ha sido firmado el 13 de enero de 2014 por el Nuncio Apostólico, Mons. Piero Pioppo, por cuenta de la Santa Sede y por el Ministro de Asuntos Exteriores, Pierre Moukoko Mbonjo, por Camerún.

La ceremonia se ha desarrollado en la sala de los actos del Ministerio de Asuntos Exteriores, en presencia de una delegación calificada de representantes eclesiásticos con Mons. Samuel Kleda, Presidente de la Conferencia Episcopal Nacional y Arzobispo de Douala, el Card. Christian Tumi y los demás cuatro Arzobispos de Camerún. El Ministro de los Asuntos Exteriores estaba acompañado por tres otros miembros del Gobierno y por el embajador de Camerún ante la Santa Sede.

La importancia del Acuerdo

El Representante de la Santa Sede y el Ministro signatario han subrayado la importancia histórica del acontecimiento. “La Iglesia Católica no busca privilegios particulares, sino que quiere consolidar el propio compromiso al servicio de la paz y de la justicia”, ha dicho el Nuncio Apostólico.

Para el Ministro de los Asuntos Exteriores, el Acuerdo marca una etapa suplementaria en la consolidación de las relaciones que existen entre el Estado del Vaticano y Camerún. Pierre Moukoko Mbondjo ha afirmado que la firma del Acuerdo se hace en el “respeto de los dos principios constitucionales fundamentales: la laicidad del Estado y la libertad religiosa”.

El Acuerdo, constituido por 9 artículos, reglamenta las relaciones entre la Iglesia y el Estado, los cuales, en el marco de la autonomía de cada uno, “se comprometen a obrar conjuntamente por el bienestar moral, espiritual y material de la persona humana y por la promoción del bien común”.

Camerún reconoce la personalidad moral que la Iglesia Católica y la Santa Sede tienen por naturaleza, y también la personería jurídica de todas las personas jurídicas que gozan de tal cualidad en el derecho canónico.

El Acuerdo reconoce a la Iglesia Católica “el derecho de comprometerse en el servicio del desarrollo humano, social, cultural, moral, espiritual y material para el bien de todos, y en la creación, a tal efecto, de las instituciones adecuadas con personalidad jurídica en el derecho camerunés”.

Además, se afirma la competencia exclusiva de la Santa Sede por cuanto se refiere a la erección, la modificación y la supresión de las instituciones, las circunscripciones y las estructuras eclesiásticas; igualmente por cuanto se refiere al nombramiento, a la destitución o al traslado de los Obispos.

Nuevas perspectivas

El Acuerdo da a la Iglesia en Camerún un estatuto jurídico, y abre nuevas perspectivas para la ampliación y la consolidación de la propia acción.

Ulteriores acuerdos, protocolos e instrumentos jurídicos podrán ser concluidos para su aplicación. El Acuerdo mismo prevé una Comisión mixta para ponerlo concretamente en práctica.

La prensa gubernamental, que ha dado amplio relieve al acontecimiento, ha recordado la extensión y la importancia de la acción de la Iglesia Católica en el campo de la salud, del desarrollo y de la educación. Sin olvidar que Camerún había firmado ya un Acuerdo específico con la Santa Sede, con respecto al estatuto jurídico del Instituto Católico de Yaundé, el 5 de julio de 1989.

El Nuncio Apostólico ha querido recordar, en su discurso, que la firma del Acuerdo es el resultado de 50 años de relaciones diplomáticas entre los dos Estados, que se han consolidado a partir de la apertura de la Nunciatura Apostólica en Yaundé, el 31 de octubre de 1966.

No es sin significado el hecho de que Camerún haya acogido tres visitas de Romanos Pontífices: la primera, de Juan Pablo II, en agosto de 1985; la segunda, todavía de Juan Pablo II, en septiembre de 1995, con ocasión de la promulgación de la exhortación apostólica postsinodal Ecclesia en Africa y, en fin, la más reciente visita de Benedicto XVI, en marzo de 2009, con ocasión de la entrega del Instrumentum laboris para la segunda Asamblea especial del Sínodo de los Obispos para África.

Y es notorio que el Presidente Paul Biya, durante su visita al Vaticano, en el pasado mes de octubre, ha invitado también al papa Francisco a ir a Camerún.

Fuentes: J.F. Belibi, Cameroun-Vatican. Main dans la main, in "Cameroon Tribune", 14 enero 2014, 1-3;

www.cameroontribune.cm (14/1/2014);

www.zenit.org (14/1/2014)

 

(Traducido del italiano por Luigi Moretti)



Con la rúbrica “Zoom sobre Camerún”, a cargo de Silvia Recchiofrecemos a nuestros lectores algunas informaciones, sacadas de la prensa local, sobre la realidad de Camerún, presentando particulares situaciones culturales y sociales de este país.