Zoom sobre Camerún/18

 

 

 

EL PUERTO DE LOS ESCLAVOS OLVIDADO POR LA HISTORIA



 

En Camerún, la prensa local se está ocupando de esto desde hace algunos años, pero tan solo desde el 10 del pasado mes de mayo, cuando la Francia ha conmemorado la abolición de la esclavitud, la noticia ha sido llevada a la atención internacional.

En efecto, el puerto camerunés de Bimbia pertenece a la historia olvidada de la esclavitud, a pesar de que haya favorecido un intenso comercio de los esclavos.

Serían más de 8.000 los afroamericanos que han identificado su origen camerunés, y cuyos antepasados esclavos, probablemente, han salido del puerto de Bimbia. Entre estas personas, según la prensa reciente, están el famoso productor musical Quincy Jones y el ex Secretario de Estado americano Condoleezza Rice.

Gracias a estas revelaciones, las ruinas sepultadas de Bimbia vuelven gradualmente a la luz. El lugar ha sido declarado patrimonio nacional de Camerún y, el pasado mes de marzo, ha sido dirigida a la UNESCO la solicitud de su inscripción a formar parte del patrimonio mundial.

La Gorea camerunés

Nunca se había hablado de un verdadero comercio de los esclavos en Camerún, evocando, más bien, los lugares más famosos de Gorea, en Senegal, de Ouidah, en Benín y de Gold Coast, el actual Ghana.

Sin embargo, las últimas búsquedas indican que más del 10% de las víctimas de la trata transatlántica de los esclavos procede de Camerún.

Bimbia, que se considera cada vez más como la Gorea de Camerún, está ubicada sobre las riberas del Atlántico y pertenece al municipio de Limbe, en la región del sur-oeste del país.

Según la leyenda, al comienzo, era un Estado independiente poblado por la etnia Isubu.

En 1884, el puerto fue anexado por los alemanes a su colonia de Camerún.

Trece barcos cargados de esclavos

Hoy el lugar de Bimbia está cubierto de una vasta floresta. Para llegar allá es necesario remontar de Limbe y, después de 12 km de pista rocosa, hay que seguir a pie por 3 km, los mismos recorridos, un tiempo, por los esclavos encadenados.

El ambiente hostil es una prueba de cómo, durante el período de intenso comercio, los Isubu hayan utilizado estos obstáculos naturales para esconder a los esclavos en el interior.

La tradición oral, confirmada por una búsqueda estadunidense, revela que doce o trece barcos dejaron el puerto de Bimbia con los esclavos. El primero zarpó en 1776 hacia la isla de San Vicente en el Caribe. El último barco partió en 1838 para anclar en Cuba.

Se encontrarían de nuevo huellas de algunos millares de esclavos transportados a Carolina del Norte, a Brasil, a Guyana y a Jamaica, que se embarcaron en Bimbia. Algunos notables de la ciudad de Duala, capital económica de Camerún, poseen todavía documentos de este período.

Lisa Aubrey, docente de estudios africanos en la Universidad de Arizona, con respecto a los deportados de origen camerunés, había planteado cifras de 46.000 a 68.000. Las búsquedas y los descubrimientos más recientes, en realidad, hacen proceder de Camerún el 10% de las víctimas de la esclavitud, calculadas por la mayor parte de los historiadores contemporáneos hasta en 12 millones; las cifras que se refieren a este país son, por lo tanto, mucho más elevadas.

En efecto, según el profesor Stephen Fomin, historiador y especialista del fenómeno de la esclavitud, que participa actualmente en los estudios que tienden a volver a colocar Camerún en la historia del comercio de los esclavos, la implicación del país en la trata no se ha evaluado suficientemente.

En Camerún, algunos han querido poner en duda la autenticidad de la función del puerto de Bimbia, pero la realidad de las ruinas reveladoras de la abyección de la trata desarma toda teoría diferente: Bimbia conserva las ruinas de las celdas que servían de prisión para los esclavos antes del embarque, sus comederos, incluso los restos de las cadenas de metal.

El descubrimiento de Bimbia

El lugar ha sido descubierto por primera vez en 1987. A pesar de su interés histórico, el lugar se ha quedado poco conocido; está todavía sumergido por la alta vegetación, y las construcciones se encuentran en estado de ruina.

Hoy usufructúa de una importante contribución financiera de parte de la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado Americano, a fin de que pueda ser valorizado.

En efecto, desde 2010, en el marco del programa americano Ancestry Reconnection Program ("Programa del regreso a las fuentes"), más de 150 americanos, cuyo test DNA había revelado su origen camerunés, han visitado el lugar, haciendo descubrir su importancia cultural, histórica y turística. Y si Bimbia desde hace algunos años es objeto de la atención general, es probable que esto se deba precisamente al Ancestry Reconnection Program que apunta también a identificar las trayectorias de los barcos de los esclavos.

Gina Page, presidenta y cofundadora de la empresa americana African Ancestry, afirma: "Como afroamericanos, no estamos en condiciones para establecer nuestro árbol genealógico más allá de algunas generaciones, ya que no existen huellas escritas de nuestros antepasados. Gracias al DNA, ahora podemos determinar con precisión el origen étnico de una persona. Hemos sometido al test a más de 20.000 personas, y el 15-20% de ellas tenían sus orígenes en Camerún".

 

Fuentes: www.camerpost.com (10/5/2014);

www.camer.be (10/5/2014);

www.jeuneafrique.com (4/9/2013);

www.slateafrique.com (16/9/2012);

www.cameroon-info.net (22/8/2012)


(Traducido del italiano por Luigi Moretti)

 

 

Con la rúbrica “Zoom sobre Camerún”, a cargo de Silvia Recchi, ofrecemos a nuestros lectores algunas informaciones, sacadas de la prensa local, sobre la realidad de Camerún, presentando particulares situaciones culturales y sociales de este país.