Noticias desde el Paraguay

 

 

 

Repercusión sobre el criadazgo en el Paraguay

Existen alrededor de 47.000 niños en situación de criadazgo en el Paraguay

 


 

La problemática del criadazgo que afecta a Paraguay fue centro de atención de un medio internacional. El principal tema fue "la cuestionada práctica de los paraguayos que adoptan a niños como empleados domésticos", a partir de la historia de Tita Alvarenga, una paraguaya que relata la dolorosa infancia que pasó cuando, a los 10 años, fue enviada por sus padres a la casa de una familia extraña y pudiente de Asunción. El primer día la hicieron ingresar a la casa, por el portón de servicio y no por el principal, se dio cuenta de que el trato que le darían sería diferente.

El criadazgo es una práctica común en nuestro país, en el que familias de escasos recursos envían a sus hijos a vivir a casas de familias de mayor posición económica, a cambio de que se hagan cargo de los gastos y la educación del menor.

Si bien esta práctica está socialmente aceptada en nuestro país, en el mes de enero de este año salieron a luz fuertes cuestionamientos tras el asesinato de la joven Carolina Marín, de 15 años, quien fue muerta a golpes por su "tutor" cuando la encontró supuestamente besándose con un albañil. Carolina vivía en condición de "criadita", en una casa del distrito de Vaquería, a unos 240 kilómetros de Asunción.

El doloroso suceso marcó un punto de inflexión sobre la problemática, y se inició un debate parlamentario, con un proyecto legislativo, cuya meta es prohibir el criadazgo en el Paraguay. Las últimas cifras emitidas por la Secretaría de la Niñez y la Adolescencia indican que son alrededor de 47.000 los niños y adolescentes que viven en situación de criadazgo en el país, publica el medio BBC Mundo.

Mabel Benegas, responsable de políticas públicas de la ONG paraguaya Global Infancia, señaló que dos sucesos históricos que fortalecieron el aumento del criadazgo en el Paraguay fueron las dos guerras que vivió nuestro país (Triple Alianza, 1864, y Chaco, 1932). A consecuencia de la violencia y la ausencia de los padres de familia, las madres se vieron obligadas a sacar a sus hijos adelante entregándolos a otras familias.

Sin embargo, conforme pasó el tiempo, educar a los "criaditos" dejó de ser obligación y se convirtió en privilegio para los tutores. En lugar de enviarlos a la escuela, muchos encargados comenzaron a explotar a los menores, haciéndolos trabajar desde las 5:00 hasta bien entrada la noche.

La publicación añade que de los criados que son enviados a las escuelas, la gran mayoría termina abandonando la educación, pues se enfrentan a barreras como el idioma castellano (solo hablan guaraní) o el cansancio de trabajar tantas horas, que ya no les permite concentrarse en sus lecciones.

Regina Castillo, representante paraguaya del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), afirmó que el criadazgo es una forma de esclavitud moderna, pues priva a los niños de su familia y de su niñez.

Por su parte, Carlos Zárate, ministro de la Secretaría Nacional de la Niñez y de la Adolescencia, advirtió que el criadazgo no es una forma de adopción y que detrás de esta práctica se esconden múltiples peligros, como el abuso sexual.

Datos revelados por Global Infancia revelan que 9 de cada 10 adolescentes y 6 de cada 10 mujeres rescatadas de las redes de trata de personas, antes fueron criaditas.

Si bien en los últimos años, Paraguay avanzó en lo que se refiere a normas que permitan erradicar el criadazgo, esto aún es una tarea compleja. El mes pasado, se creó una comisión integrada por el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, la Unicef y otras organizaciones de la sociedad civil. La comisión tiene la misión de armonizar las iniciativas legislativas que existen sobre la materia. Lo más triste de la situación es que, durante los debates parlamentarios que se realizaron tras la muerte de Carolina Marín, hubo diputados que expresaron su rechazo a la posibilidad de que se prohíba de forma absoluta y expresa el criadazgo, porque, en alguna manera, ven a la práctica como una forma de hacer el bien a un niño.


© ABC Color - 16 de junio de 2016
    Fotos a cargo de la redacción de www.missionerh.it


____________

Para profundizar en el tema, léase también:

·   La práctica del criadazgo en el Paraguay

·    Criaditos, una esclavitud disfrazada




18/06/2016