Noticias desde el Paraguay

 

 

No olvidar

 


 

La importancia de la historia reside en el hecho de que un pueblo que olvida su  pasado corre el riesgo de repetirla.

Un gran número de paraguayos no tienen la cultura de protestar por los abusos a los que son sometidos, porque durante la dictadura de Alfredo Stroessner se les obligó a resignarse frente a los atropellos.

En ese sentido es que los jóvenes tienen que analizar detenidamente la historia reciente de este país, para entender entre otras cosas por qué la corrupción se enquistó en todos los estamentos de la sociedad.

Los 35 años de opresión sumieron a la población paraguaya en el silencio y el exilio. Esos años dejaron cicatrices en la sociedad y en el propio sistema de gobierno, que aún hoy son perceptibles. 

Pero el daño causado a la sociedad, no se soluciona con un pedido de disculpas.

Podría decirse que la corrupción en el Paraguay se instaló desde la construcción de las represas binacionales Itaipú y Yacyretá, obras emblemáticas de los defensores de la dictadura.

Si antes robaba solo una pequeña claque de civiles y militares, esto se "democratizó" como para echar raíces y no desaparecer.

Paraguay atravesó el último cuarto de siglo con el título del país más corrupto de la región, y eso inició con el stronismo y esa es una realidad, le duela a quien le duela.

El precio de mantener la paz y la fidelidad de las fuerzas militares y otras figuras importantes para el dictador eran los regalos.

Por ejemplo, los más de 8 millones de hectáreas distribuidas a un pequeño clan. 

El 45 % de las tierras aptas para el cultivo y el pastoreo fue distribuido por el anterior Instituto de Bienestar Rural (IBR) -hoy denominado Indert- desde el 63 al 99 de una forma prebendaria.

La lista de beneficiados es bastante larga, pero vale recordar a algunos, como Mario Abdo Benítez, Alejandro Cáceres Almada, Julio César Frutos, Juan Manuel Frutos, el propio Stroessner y otros leales.

Debemos estar atentos ante las señales de autoritarismo y culto al personalismo que vienen apareciendo; y no permitirnos olvidar, porque esto significaría repetir la historia.

 Desiré Cabrera




© ABC Color - 21 de agosto de 2016
    Fotos a cargo de la redacción de www.missionerh.it

  
 

22/08/2016