Profundizaciones

   

 
  BARTOLOMÉ: LA HUMANIDAD NO TIENE FUTURO

SI NO RESPETA SU 'CASA'

 

Mensaje del Patriarcado ecuménico para la Jornada de oración para la salvaguardia de lo creado 2018. "Es imposible interesarse realmente de la persona humana y al mismo tiempo destruir el ambiente natural, la base de la vida, o sea, en concreto, minar el futuro del futuro de la humanidad".


 


Estambul "Cada forma de abuso y de destrucción de lo creado y de un cambio suyo es un objeto para explotar, construir una distorsión del espíritu del Anuncio cristiano" y, por lo tanto, es necesaria una particular solicitud "para la organización en Cristo de la nueva generación". Es la perspectiva en la cual se pone el mensaje del Patriarcado ecuménico, con ocasión de la Jornada de oración para la salvaguardia de lo creado 2018, que fue difundido el 31 de agosto de 2018.

En el documento, el patriarca Bartolomé recuerda que transcurrieron 29 años "de la institución, por parte de la Santa y Gran Iglesia de Cristo, de la fiesta de la Indicción como 'Día de protección del ambiente'". Durante tal período, las iniciativas del Patriarcado han demostrado que "ningún ideal en el camino de la humanidad de la historia tiene valor, si no comprende también la esperanza de un mundo que funcione como 'casa' real del hombre, en una época durante la cual la amenaza continuamente contra el ambiente natural tiene en gestación una catástrofe ecológica mundial. Esta evolución es la consecuencia de una elección específica de un modo de desarrollo mundial, tecnológico y social, que no respeta ni el valor de la persona humana, ni la sacralidad de la naturaleza. Es imposible interesarse realmente en la persona humana y al mismo tiempo destruir el ambiente natural, la base de la vida, en substancia, minar el futuro de la humanidad".

"El futuro se lee también en el mensaje no pertenece al hombre que busca incesantemente placeres artificiales y nuevas satisfacciones, que vive por el propio yo e ignora al prójimo, al hombre del derroche provocador, ni a lo injusto y a la explotación de los débiles. El futuro pertenece a la justicia y al amor, a la civilización que participa en la solidaridad y en el respeto de la integridad de la creación".

"Está claro que para contribuir de modo eficaz y enfrentar los problemas ecológicos, la Iglesia debe conocerlos y estudiarlos. Todos sabemos que la más grande amenaza para el ambiente, y para la misma humanidad, hoy es el cambio climático y sus consecuencias destructivas para la vida misma sobre la tierra".

"La cultura ecológica de la Ortodoxia es la realización de la visión eucarística de la creación, que se condensa y se expresa en el conjunto litúrgico de la vida eclesiástica. Este es el mensaje eterno de la Iglesia Ortodoxa sobre el tema de la ecología".
El mensaje termina con la invitación a las estructuras eclesiales "a desarrollar iniciativas y acciones coordinadas, programas de sensibilización ambiental, a organizar convenios y homilías, con la finalidad que los fieles tomen conciencia de que la protección del ambiente natural es responsabilidad espiritual de cada uno de nosotros".


© AsiaNews.it - 31 de agosto de 2018
    Fotos a cargo de la redacción de www.missionerh.it




04/09/2018