Vida de la parroquia de Ypacaraí



 

  LA ESTRUCTURA DE LA MISA ES LA  
ESTRUCTURA DE LA VIDA/1

Pascua Joven 2019 en Ypacaraí


     


También este año se ha desarrollado, en nuestra parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Ypacaraí, la típica Pascua Joven, que aquí en el Paraguay representa una hermosa tradición de encuentro con y entre los jóvenes, y se realiza en el contexto del Triduo Pascual con sus profundas y participadas liturgias.

Desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Pascua, casi trescientos jóvenes de catorce a dieciocho años, pertenecientes a las varias etapas de preparación a la Confirmación, junto con otros que ya la han recibido, han participado en las actividades programadas para ellos conferencias, películas, cantos, momentos de diálogo y de oración y en las varias celebraciones junto con todo el pueblo.

Con la ayuda de los muchachos del servicio de orden y de numerosos colaboradores, en particular modo de los miembros del grupo Cáritas, que han garantizado el funcionamiento de la cantina, todo se ha desarrollado con gran orden, responsabilidad y respeto, como ya desde hace años ocurre en estas ocasiones en que se ve afluir a la parroquia una multitud de personas.

Este año el tema de reflexión elegido para los jóvenes ha sido: "La Misa: el sacrificio de Cristo".

Teniendo en cuenta que en la parroquia la catequesis para los jóvenes de la Confirmación se desarrolla el domingo por la mañana, a partir de la participación en la Misa, y que, además, la Pascua Joven coincide con el comienzo de la catequesis anual, nos ha parecido importante tratar el tema de la Misa: sus acciones litúrgicas, su profundo misterio y significado que los días del Triduo Pascual celebran, las elecciones que la Misa debería suscitar para la vida personal y de fe de quien participa en ella.

El acto de Cristo, de su pasión, muerte y resurrección, es la expresión de amor más importante de toda la historia de la humanidad. Por eso, es esencial, para los jóvenes, reflexionar y comprender cómo en nuestra vida de cristianos aquel acto que Cristo ha cumplido una vez se cumple hoy en la Misa, fuente y cumbre de la vida cristiana, sacrificio de amor que se actualiza de nuevo cada vez sobre el altar.

Aprender a vivir activamente las partes de la celebración eucarística y conocer cuáles son las características y el significado de cada acción, nos tiene que ayudar a participar en ella con la necesaria conciencia.

Con la ayuda de un video, los jóvenes han podido profundizar en cómo la estructura de la Misa es la estructura de la vida, en cómo toda la vida del cristiano tendría que ser una Misa vivida. La Eucaristía debería ser el paradigma, la estructura ideal e inspiradora, la forma de todas nuestras acciones. Somos llamados a trasformar en vida el misterio que celebramos en la asamblea eucarística. Por consiguiente, todos los gestos que cumplamos en nuestra vida, ninguno excluido, tendrían que ser puestos en juego para imitar a Cristo, sobre todo en el aspecto del servicio, del donar la propia vida por los demás y de la santidad.

De esta manera, la historia y la vida de tantos mártires y santos se presentan como ejemplos, modelos que imitar para seguir con ellos a Cristo, cuando llegue el momento de la cruz, en la esperanza de alegrarse con Él en la gloria. En este sentido, han impresionado y hecho reflexionar la historia de san José Sánchez del Río, propuesta en la película Cristiada, y la de san Giuseppe Moscati, presentada en la película Giuseppe Moscati. El médico de los pobres.

Sobre esto, sin embargo, y acerca de todo lo que han vivido en la Pascua Joven, dejamos la palabra a algunos jóvenes participantes quienes nos ofrecen su testimonio.




(Continúa)

(Traducido del italiano por Luigi Moretti)


 

14/05/2019