Publicaciones


LA SANTA MISA

La estructura de la Misa es la estructura de nuestra vida





Emilio Grasso, La Santa Misa. La estructu ra de la Misa es la estructura de nuestra vida, Centro de Estudios Redemptor hominis (Cuadernos de Pastoral 9), San Lorenzo 20175, 68 págs.

Los griegos llamaban krísis al discernir lo que es válido y lo que ya no lo es o nunca lo fue, para dar un paso más adelante, o sea, hacer una elección.

La revisión de vida es necesaria para el hombre, quien, como ser dotado de razón, puede rechazar lo que ya no favorece su crecimiento humano y espiritual, y aceptar, en cambio, lo que es esencial para su camino de maduración. En el Evangelio, se indica lo mismo con la expresión “separar el trigo de la paja”.

En la revisión de nuestro modo de ser cristianos, para vivir conscientemente nuestra dimensión de fe, y sacudirnos de encima aquellos automatismos y lugares comunes que nos impiden ser protagonistas de la historia de la salvación, de “nuestra historia” con Cristo, una pregunta ciertamente fundamental es: ¿Qué es la Misa?

La Constitución dogmática sobre la Iglesia, Lumen gentium, define el sacrificio eucarístico como “fuente y cumbre” de toda la vida cristiana (n.º 11). Pero, ¿cuántas veces se ha convertido solo en un precepto que cumplir de vez en cuando o en una multiplicación de actos, en un videoclip que se debe volver a ver cada vez que tengamos necesidad de un espectáculo de tinte religioso? 

¿Sabemos todavía, por ejemplo, lo que significa el signo más elemental, el de la cruz, o bien, el valor de nuestra pobre confesión de los pecados frente al gran misterio de la muerte del Señor por nosotros? ¿Entendemos el sentido profundo y amplio de la lectura de las Sagradas Escrituras, en la primera parte de la Misa, o buscamos en ellas formulitas que solucionen nuestros pequeños problemas? ¿Estamos conscientes de que en la homilía es Dios quien nos habla “hoy”, o esperamos impacientes que “por fin” esta termine, porque de otro modo “se alargaría demasiado” el tiempo de duración de la Misa? ¿Tenemos la conciencia de cuánta reflexión y cuántos conflictos ha requerido la elaboración del símbolo de la fe, el Credo, tan fundamental para la Iglesia, y que nosotros, a menudo, repetimos distraídamente, como si fuera una cantilena de nuestra infancia? Además, ¿sabemos por qué se recita “la oración de los fieles” y cuál es el carácter que reviste en nuestra relación con la Iglesia universal y el mundo?

Estas son algunas de las preguntas a las que el autor de este “Cuaderno de Pastoral” quiere contestar con lenguaje accesible, suscitando nuestro interés, despertando nuestras mentes, pero también proporcionando definiciones correctas.

La puesta en juego es la convicción de que, si no nos preparamos adecuadamente a los gestos grandes, como igualmente a los más simples, de nuestra vida cristiana, estos se vacían de todo sentido y atractivo, llevándonos al desinterés y a la indiferencia frente a lo que, para nosotros, debería ser el misterio tremendum et fascinans (tremendo y fascinante), que siempre debe ser descubierto y deseado, de una relación de amor con una pareja que es nada menos que Dios.

El tema de este “Cuaderno” es de gran actualidad, porque nos damos cuenta de que muchas personas participan en la Misa, pero, sin conocer el sentido profundo de esta celebración.

Este motivo nos ha empujado a presentar la quinta edición del n.º 9 de los “Cuadernos de Pastoral”, revisada y ampliada.

El carácter dialogal del texto revela su origen en contacto con jóvenes y adultos, a los cuales el P. Emilio Grasso se ha dirigido en su trabajo pastoral en el Paraguay. 

Este escrito es una invitación a la reflexión sobre el propio Credo y a la profundización en la vida cristiana.

La Redacción



ÍNDICE

 

Introducción

 3

I.

Lex credendi - Lex orandi

 6

 

Comprender lo que hacemos y escuchamos

10

 

La preparación

 12

 II.

Ritos iniciales

 16

 

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo

 16

 

En el signo de la cruz

 18

 

La confesión de los pecados

  22

 III.

La liturgia de la Palabra

 24

 

Las lecturas bíblicas: Dios habla al hombre

 24

 

La homilía

 27

 

La profesión de fe: el hombre responde a Dios

  30

 

La oración de los fieles

 36

 IV.

La liturgia eucarística

 39

 

Las ofrendas

 39

 

Hijos en el Hijo

  43

 

La plegaria eucarística

 46

 

El Padre Nuestro

 49

 

La paz 

  51

 

El banquete eucarístico

  52

 V.

Conclusión

 54

 

No todo termina con la Misa

 54

 

Para resumir

 57