Publicaciones



Sacerdotes:

hombres de la oración y de la palabra de Dios


Ejercicios espirituales para el clero




cuadpast7Emilio GRASSO, Sacerdotes: hombres de la oración y de la palabra de Dios. Ejercicios espirituales para el clero, Centro de Estudios Redemptor hominis (Cuadernos de Pastoral 7), Capitán Bado 2002, 52 págs.


Este séptimo Cuaderno de Pastoral, que presentamos, nos permite reflexionar sobre la vocación de los sacerdotes.

Los puntos que desarrollamos en este folleto han sido tratados por el padre Emilio Grasso en un retiro espiritual predicado para el clero de la diócesis de Concepción (Paraguay).

Son temas fundamentales que quieren solicitar a cada sacerdote a ponerse frente a sus propias responsabilidades, que se derivan de su configuración a Cristo.

El texto empieza con el tema de la libertad. En efecto, ninguna vocación puede ser verdadera y auténtica, si no tiene este componente fundamental. La libertad es la condición sine qua non que permite a cada uno ser hombre, antes de ser cristiano.

Cuando se haya asegurado este elemento, sólo entonces se podrá hablar de entrega, de donación y de compromiso.

En todo el Cuaderno se subraya la importancia de la palabra de Dios. Claramente, si el sacerdote está llamado a ser hombre de oración, de testimonio y de anuncio en medio del pueblo, no puede faltar este punto tan importante que, por el contrario, muchas veces él no pone en el centro de su vida.

Otros puntos, como el tema de la reconciliación y de la penitencia, han sido tratados por las particulares circunstancias que vivía la diócesis de Concepción en aquel momento, ya que se encontraba en la espera del nombramiento de su nuevo Obispo.

Se subraya también la importancia del descubrimiento del sentido del pecado personal, como premisa para la comprensión del pecado social y de las estructuras de pecado, que es posible sólo en una confrontación continua y profunda con la palabra de Dios. Una confrontación que permite despertar, en el corazón de cada uno, una serena inquietud y una antigua chispa adormecida.

Puede ser que, en algunas partes, se hayan tocado temas muy delicados de los que, muchas veces, se prefiere no hablar; pero en un mundo marcado por el pecado, la bondad de Dios se presenta como fuente de paz sólo si está armada de la espada. “No piensen que he venido a traer paz a la tierra; no he venido a traer paz, sino espada” (Mt 10, 34).

No traicionar a los sacerdotes, nuestros hermanos, que han sido llamados a una vocación tan alta, quiere decir ponerlos frente a esta palabra, la única que da paz y que llama a ser verdaderos testigos del amor de Cristo.

Maria Grazia Furlanetto [1]


[1] Como en los precedentes Cuadernos, el texto ha mantenido el tono discursivo y dialogal de los encuentros.




ÍNDICE

 

Introducción

3

 I.

La palabra de Dios

 5

 

La libertad

 5

 

Importancia de la palabra de Dios

 8

 

Lectura - meditación - oración..

 10

 II.

Reconciliación y penitencia.

 13

 

Memoria - perdón - conversión.

 14

 

La pérdida del sentido del pecado

 17

 

La noche obscura

 20

 

El pecado de David

 23

 III.

El don del sacerdocio

 27

 

El sacerdocio como profecía

 27

 

Hombres de la oración y de la palabra de Dios.

 32

 

El servicio de la verdad

 38

 

La pérdida del amor del principio

 40

 

Comunión de los bienes.

 42

 

¿Cuál es el perfil de un Obispo?

 45

IV.

Conclusión

 49